Os traemos 3 microrrelatos para lectores ágiles

Microrrelato - Frontal

Muchas veces, el buen hacer de un escritor no necesita de grandes extensiones para lucirse. Sí, en efecto estamos hablando del microrrelato, género que junto a otros como el haiku, constituye la forma más breve de La narrativa, capaz de abarcar el espacio de un tweet o un pensamiento fugaz. En este post no sólo os traemos 3 microrrelatos para lectores ágiles sino que, además, os retamos a hacer el vuestro propio a partir de un concepto concreto.

La profundidad de lo breve

El Dinosaurio

El Dinosaurio, uno de los microrrelatos más famosos de la historia de la literatura.

El microrrelato, también conocido como microcuento, es una de las expresiones literarias más antiguas del mundo, encontrando ejemplos como los haikus japoneses, el conjunto de fábulas indias conocido como el Panchatrantra o incluso las fábulas europeas.

A pesar de su brevedad, el microrrelato puede englobar en si mismo una historia propia sujeta a mil matices subjetivos o a una moraleja resumida en unas pocas palabras, tal y como demuestran estos 3 microrrelatos que te traemos a continuación:

Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí.

Este microrrelato del escritor guatemalteco Augusto Monterroso escrito en 1959 es, posiblemente, el cuento más corto y popular de la literatura hispanoamericana del siglo XX. Un breve escrito en el que se resume una idea cuya esencia aún muchos siguen buscando.

Otro ejemplo de microrrelato notorio podría ser el de El camello, de Eduardo Berti:

El camello había pasado ya la mitad de su cuerpo por el ojo de una aguja cuando dijo una mentira, le crecieron algo más las dos jorobas y quedó allí atrapado para siempre.

Por último, recurrimos al siempre efectivo Jorge Luis Borges para rescatar uno de sus mejores ejemplos de literatura breve, titulado El adivino:

En Sumatra, alguien quiere doctorarse de adivino. El brujo examinador le pregunta si será reprobado o si pasará. El candidato responde que será reprobado…

Estas microrrelatos escondes grandes lecciones, escenarios y hasta personajes, confirmando el portento de una brevedad que parece instaurarse en una sociedad tan acelerada como es la del siglo XXI. De hecho, el tweet se ha convertido en el mejor aliado de esta nueva forma de narrar historias.

Tras estos 3 microrrelatos para lectores ágiles voy a proponeros un concepto para que podáis escribir el vuestro propio. No es necesario pasarse noches sin dormir para completarlo, ni tratar de competir, simplemente escribe lo que se te ocurra, engloba una historia y, de este modo, podremos compartir diferentes formas de concebir una narrativa en cuya brevedad reside su mayor poder.

Ahí va el concepto: La globalización.

Aún tenemos todo el domingo por delante.

Abrazos y esperamos leer vuestros microrrelatos a lo largo de estos días.


Categorías

Relatos

Alberto Piernas

Amante de la literatura exótica (Arundhati Roy, Thiong'o, Gabo) y escritor de viajes y literatura. Como autor de ficción he publicado Cuentos de... Ver perfil ›

Escribe un comentario