Octavio Paz y la censura del régimen franquista

Octavio Paz

La literatura no casa bien con los regímenes totalitarios. Es más, incluso en sociedades aparentemente libres, algunos escritores han visto cómo su obra ha resultado censurada por cuestiones morales como ocurrió, por ejemplo, con la obra de Tennesse Williams Un tranvía llamado Deseo, cuestionada y parcialmente censurada por la naturalidad con la que la pieza aborda la sexualidad.

Por su parte, el Nobel mexicano Octavio Paz vio cómo la censura del régimen de Franco cercenaba su obra por cuestiones menos carnales. Sus referencias a la libertad o a Dios no fueron vistos con buenos ojos por la oscura mirada de los censores. Una exposición en Alcalá de Henares nos muestra la relación de Paz con la censura franquista.

La exposición, titulada Octavio Paz: Guerra, Censura y Libertad, recoge los expedientes de censura abiertos al escritor Mexicano. Así vemos como sobre el poemario Libertad bajo palabra, encontramos el siguiente comentario:

“Versos oscuros y estúpidos con algunas expresiones equívocas”.

Igual de ofensivos resultan algunos comentarios encontrados en el expediente de censura de El laberinto de la soledad:

“Creo, sin embargo, que puede autorizarse por el escaso número de lectores que leerán estos engendros”.

En la muestra encontramos una atención especial a La centena, el primer libro publicado por Octavio Paz en España junto con otros que fueron distribuidos en pequeñas cantidades. Sobre la obra, que lleva el sello de Carlos Barral en Barral Editores, puede verse cómo la censura eliminó las palabras “Dios”, “Cristo” y “sacramentos”, entre otros términos.

Organizada con fondos del Archivo General de la Administración, la Universidad de Alcalá, el Ateneo de Madrid y la Embajada de México, la exposición reúne fotografías inéditas de las visitas que Octavio Paz hizo a España en 1937 y 1982.

Entre las fotografías encontramos un retrato de un joven Octavio Paz cuando con 23 años vino a España a participar en el II Congreso Internacional de Escritores en Defensa de la Cultura, celebrado en Valencia en 1937.

Por otra parte, las fotografías de 1982 fueron tomadas durante la visita del escritor al Ateneo de Madrid en abril de ese año cuando vino a España a recibir el Premio Cervantes.

La muestra podrá visitarse hasta el 20 de marzo en el Archivo General de la Administración de Alcalá de Henares.


Escribe un comentario