Novedades de Glénat para julio

Hoy termina la semana laboral para muchos, empieza otro mes y Glénat se suma al verano con unas cuantas nuevas entregas de sus series en marcha, además de alguna novedad. Empezamos con la publicación simultánea de los dos tomos que forman Devil May Cry 3, debido al retraso de la edición del primer tomo. Después tenemos el regreso de Alice, escuela de magia, que con su número 19 tras más de un año y medio parada se convierte en la sorpresa del mes o de los últimos meses. Por lo tanto, otra serie que parecía cancelada (o lo estaba) acaba volviendo.

Vuelve también, aunque con su cadencia habitual después de dos meses, Saint Seiya: The Lost Canvas, que esta vez se presenta con su tomo número 14. La recuperada Mi vida con Zenjirô Yamamoto, con su volumen 3, es otra de las que verán la luz este mes, y nos quedaremos a un solo tomo de la conclusión de este interesante shôjo. Algo más lejos del final se quedará 666 Satan, de Seishi Kishimoto, el hermano del autor de Naruto, que alcanza el tomo 13 del total de 19 que tiene.

Nos vamos con los espadachines violentos, pues siguen también Sidooh, al llegar al tomo 18, y la edición definitiva de Rurôni Kenshin, que con el volumen 20 se acerca mucho a su conclusión, que se producirá en el 22º libro. Sigue a su ritmo Bleach, que en julio verá aparecer su volumen 43 en castellano aunque en Japón ya ha aparecido el 50. Pero también hay una novedad, aunque se trata de un tomo autoconclusivo: es El caballero negro, de Motofumi Kobayashi, otro aclamado manga bélico del autor de Cat Shit One o Vietnam War.

Para los lectores de manga en catalán, aparece precisamente el tomo 37 de Bleach y finaliza Inu-yasha, en el volumen 56, culminando así la publicación en catalán más larga de la historia del manga, que seguramente se verá superada por Naruto si la crisis no lo impide antes.


Escribe un comentario