“Mujeres”, la obra maestra de Charles Bukowski

Bukowski posa con una amiga

“Hay algo en mí que no está bien, pienso demasiado en el sexo. Cuando veo a una mujer la imagino siempre en la cama conmigo. Es una buena forma de matar el tiempo en los aeropuertos”. Esa frase, sacada de la propia novela resume a la perfección el contenido de la obra: Charles Bukowski, por medio de su alter ego Hank Chinaski, nos presenta la maratón sexual en que se convirtió su vida a partir de los cincuenta años, tras haber dejado la oficina de correos en la que trabajaba y comenzar a obtener éxito como poeta.

Recitales de poesía, jovencitas que se ofrecen, llamadas telefónicas preguntando por Chinaski, celos, portazos, polvos salvajes y algún que otro viaje son los ingredientes de esta novela en la que el propio protagonista es consciente de que lo que está haciendo es acostarse con mujeres diferentes para así poder crear personajes femeninos. Un estudio del otro género… y de sí mismo, que le lleva a descubrir el porqué de todo eso: es demasiado infantil… no recibió amor de pequeño y ahora no sabe lo que es amar. Pero sí lo que es joder, como él mismo dice.

Por ello, el periódico Times realizó la siguiente acertada observación en la crítica a la novela: “Parece una historia sobre sexo y borracheras cuando en realidad es un poema sobre el amor y el dolor”.

Más información – Novelas en Actualidad Literatura

Foto – Libros en frases


Escribe un comentario