Mikel Janín sigue deleitando en Justice League Dark

Parece que a algunos redactores de conocidas webs dedicadas al mundo del cómic, como por ejemplo Newsarama, les ha gustado el cambio que ha generado Jeff Lemire con respecto a la línea que estaba siguiendo su antecesor en los guiones de Justice League Dark, Peter Milligan. Parece que Lemire le ha cogido más el punto a los personajes, y al tiempo ha aprovechado para conectar algunos argumentos con piezas de Vértigo como Los Libros de la Magia, que siempre es un detalle para los viejos lectores, que no lectores viejos.

Pero lo que quiero destacar es la labor de nuestro compatriota, el dibujante Mikel Janín, que ha aguantado ya durante un año sin necesidad ni de que le hagan un número de complemento, ni dejando una pequeña rendija a que entrase un sustituto (salvo por fuerza de causa mayor en los números 7 y 8, donde dibujó Dani Sampere con el color de Admira Wijaya) al igual que le ocurrió a su compañero hasta el número #8. El hecho de ser el dibujante de una colección que tiene que estar puntual cada mes en las tiendas durante doce meses consecutivos, y lo que es más importante, sin dejar ninguna página en la que uno pueda notar (aunque luego puedan haber existido) prisas por hacer la entrega correspondiente, ninguna viñeta en la que uno pueda notar que se haya atragantado alguna postura, ningún rostro que haya perdido fuerza desde que comenzara con el primer número, es algo que aunque pueda parecer lo normal, con los tiempos que corren de cambios cuando apenas se llevan unos pocos numeros, se convierte en algo destacable, algo que advierte de la calidad y seriedad de este enorme dibujante.

Y no lo digo solo yo, que puedo perder de vista la objetividad por tratarse de un autor español, o por el hecho que tuviera la enorme amabilidad de contestarme a una minientrevista para mi blog. Traduzco algunas de las bondades que David Pepose dice acerca de él:

Sólo voy a decir que en este momento Mikel Janin puede ser uno de los mejores artistas que la DC tiene. Es sin duda uno de los más subestimados. Además de lograr lo aparentemente imposible, completando 12 números consecutivos de un título DCnU con infalible consistencia y calidad, Janin también se las arregla para hacer que cada página sea electrizante y emocionante, que no es una tarea fácil en un libro en el que se pasa tanto tiempo contemplando dilemas mágicos y las tareas de un detective sobrenatural. Su Constantine es sucio y presumido, su Deadman es horrible y pálido, y su punto de vista sobre Dr. Mist es a la vez misterioso y atractivo, haciéndose eco de las raíces de Ramona Fradon, al tiempo que actualiza el personaje para adaptarlo a un equipo de psíquicos, cambiaformas y fantasmas. No pasa ni una sola página sin que Janin y el colorista Ulises Arreola apliquen su arte casi pictórico a algún concepto nuevo, ya sea un demonio, al escuálido Félix Fausto, o al imponente y aterrador Blackbriar. Lo diré de nuevo, no hay un mejor equipo artístico en el Nuevo 52.

Fuente: Newsarama.


3 comentarios

  1.   Mikel Janín dijo

    Gracias Roberto! Como te he dicho en mi blog, sí que necesité sustituciones en los números 7 y 8, a cargo de Dani Sampere y Admira Wijaya. Ahí fue cuando nació mi hija y además habíamos ido acumulando retraso, así que los editores creyeron conveniente darme descanso. Por lo demás, no veas lo que cobra Newsarama en sobornos! ;D
    En serio, me hizo mucha ilusión esa reseña, y también que te hagas eco aquí.
    Un abrazo! 🙂

  2.   Roberto dijo

    Gracias a ti por dejar tu comentario aquí Mikel.
    Bueno es saberlo lo de los dos números esos.
    ¡Un abrazo!

  3.   Andres dijo

    Mikel , como dibujante eres formidables, es verdad todo lo que pone en este escrito de ti , eres un verdadero artista y trabajador ,que también se valora .
    Yo también puedo comentar que como persona no eres menos , eres una gran persona y seguro que si has llegado donde estas es el conjunto de un gran artista y una gran persona .
    Un abrazo 🙂

Escribe un comentario