Mi pueblo y otros textos vegueros de Lorca

 El volumen “Mi pueblo y otros textos vegueros“, reúne por primera vez los escritos en prosa y poesía de Federico García Lorca que hacen referencia a su pueblo natal, la localidad granadina de Fuente Vaqueros. Es una obra indispensable para comprender la relación del poeta con su amada tierra.

El volumen constituye un material indispensable para entender la obra lorquiana y su relación con la Vega de Granada en general y con Fuente Vaqueros en particular, lugar donde el poeta vivió sus primeros años e inició su contacto con las letras,y que inspiró varios de sus mejores escritos: “Fuente Vaqueros se llama este pueblo: Fuente que tiene su corazón en la fuente del agua bienhechora”. “Yo vuelvo /por mis alas /dejadme retornar /¡Quiero morirme siendo manantial!”.

A lo largo de todas su obras, Federico García Lorca plasma en sus composiciones el amor que siente hacia su tierra, como por ejemplo, “Mi pueblo” o “Mi escuela”  hasta la “alusión al pueblo de Fuente Vaqueros“, pasando por poemas como “Mañana”, “¡Cigarra!” o “Veleta“.

La Vega de Granada, escenario en el que Federico García Lorca vivió sus primeros años y donde  inició su contacto con las letras. Esta tierra inspiró algunos de sus mejores escritos y los cuales se recogen en este libro. Probablemente, la prosa autobiográfica ‘Mi pueblo’ sea el mejor exponente del entonces joven poeta, en ella habla de sus primeras impresiones, desde las puramente artísticas a las más personales.  Esa huella se extiende en su producción poética, en la que el  libro ofrece algunos ejemplos, que van desde su juventud a su madurez dentro del ciclo Poeta en Nueva York.

El autor de la antología, es el periodista barcelonés Víctor Fernández, el cual  remarcó en la presentación del libro, publicado por Barril & Barral, que “todos estos textos estaban ya en la obra completa, pero tienen su interés por su carácter autobiográfico, teniendo en cuenta que Lorca es un autor que no tiene autobiografía en prosa”.

Según Fernández, en estos textos, está el origen de muchas de sus obsesiones: la relación con la tierra, con la gente del campo, con el paisaje, que es uno de sus bancos de pruebas e inspiración; o el encuentro con el ser diferente, el ser marginado, que él vive personalmente en su escuela.


Escribe un comentario