Medio siglo después, llega la secuela de ‘Matar a un ruiseñor’

Harper Lee

Nelle Harper Lee, autora de ‘Matar a un ruiseñor’

En un capítulo de Los Simpsons, Homer dice en referencia a los libros: ‘Los libros no sirven. Solo he un libro en mi vida, Matar a un ruiseñor, y no me dio ninguna idea sobre cómo matar ruiseñores. Claro que me enseñó a no juzgar a un hombre por el color de su piel… pero, ¿de qué me sirve eso?‘.

Matar a un ruiseñor es el clásico de los clásicos de la literatura norteamericana, tanto, que hasta Homer Simpson lo ha leído. La noticia literaria del año viene de la mano de esta novela, ya que en julio verá la luz su secuela.

Escrita por Nelle Harper Lee y publicada en 1960, habla sobre la segregación racial en el sur de los Estados Unidos a través de la historia de Atticus Finch, un abogado que defiende a un negro acusado de violar a una blanca, narrada por Scout, la hija de Finch.

Sin embargo, aunque fue un rotundo éxito y su lectura es obligatoria en los colegios, su autora no publicó nada más. Al igual que J.D. Salinger, Juan Rulfo o Carmen Laforet, Harper Lee era autora de una sola obra. Hasta este año. Cincuenta y cinco años después se publica la secuela de Matar a un ruiseñor.

En realidad no se trata de la secuela, sino del primer manuscrito que Lee llevó a una editorial a mediados de la década de los cincuenta. En un comunicado, la autora cuenta que la protagonista de la secuela es Scout de adulta. Vive en Nueva York y regresa a Maycomb para visitar a su padre. Al editor le interesaron los pasajes en los que Scout recordaba su infancia y convenció a Lee para que escribiera otra novela desde el punto de vista de Scout niña. El resultado de esa sugerencia fue Matar a un ruiseñor.

La editorial Harper Collins recupera ese manuscrito original y anuncia que el 14 de julio publicará Go, set a watchamn (Ve, aposta a un centinela), tendrá una tirada de dos millones de ejemplares en Estados Unidos y se publicará tal y como la escribió su autora, sin revisiones.

Una gran noticia para la literatura y para esta historia que se hizo mundialmente conocida gracias a la película del mismo título protagonizada por Gregory Peck.

Sin duda, la noticia literaria del año.


Escribe un comentario