McEwan, desmitificando el oficio de escritor

McEwan

Cuando se habla de los escritores se suele decir de ellos que sus vidas bohemias son la base de todo y lo cierto es que así es efectivamente en algunos casos.

Muchos otros sin embargo llevan una vida más normal basada en la constancia y en la disciplina y no quieren ni oír hablar de esos estrafalarios estilos de vida, que si bien han dado resultado a unos cuantos, han sido la perdición de otros muchos escritores, que pretendieron llegar a la inspiración por medio de los excesos y que finalmente fracasaron.

McEwan afirma haber tenido siempre presente “esa frase de Flaubert que dice, más o menos lo siguiente: Habría que vivir como un burgués y escribir como un loco. Si te crees el mito romántico del poeta que se acuesta a las cinco de la madrugada, borracho y con cinco o seis mujeres a la vez, puedes hacer lo que sea menos escribir”.

Y es que no son pocos los que han creído que eso es indispensable para consagrarse como escritor o para producir textos literarios de calidad.

Una cosa está clara: beber o tener sexo y horarios descontrolados no hará de ti peor escritor si eres bueno y tienes talento, pero sin duda hacer eso no te otorgará el don de la escritura… aunque eso sí, podrás pasar buenos ratos sin cargo de conciencia si crees a fondo la autoexcusa…

Más información – Delibes y lo que es el trabajo

Foto – Vanitatis

Más información – Escribir es un tic (Francesco Piccolo)


Escribe un comentario