Más proyectos que sacar adelante vía crowdfunding

Pues parece que el fenómeno crowdfunding no es flor de un día… por fortuna. Y ya hemos pasado de las reticencias que muchos tenían hacia este sistema de edición, en el caso de los cómics, a verlo como una alternativa viable al sistema tradicional. En eso sin duda, ha ayudado que gente respetada y conocida del medio como por ejemplo Enrique Fernández y Jordi Bayarri, o en el caso que nos ocupa, Guillem March, la hayan adoptado como propia para lanzar trabajos más personales.

Guillem March es uno de los dibujantes que hace las mujeres más bonitas del mundo. No sé si sería encasillarlo mucho el hacer esa descripción de él, pero es lo primero que me viene a la mente cada vez que escucho su nombre. Después de labrarse una carrera en el cómic mallorquín, y publicar bastantes cosas con Dolmen, dio el salto al cómic USA de la mano de la DC, en colecciones donde han sabido explotar esa manera tan sensual que tiene de dibujar el cuerpo femenino (Poison Ivy, Oracle, Gotham City Sirens). Y él por su parte ha querido ofrecer a los seguidores un recopilatorio donde meter un montón de bocetos e ilustraciones de sus musas, de ahí que el libro se llame Muses a Gogo. La propuesta ha sido un éxito porque a falta de  tan solo 1 hora para que acabe el plazo de los 40 días, el proyecto ha recaudado 10.511 euros, cuando tan solo necesitaba 8. 700.

Mariano Casas es un dibujante e historietista gallego (además de artista plástico), que ha publicado bastantes obras tales como A Historia Xamais Contada Xamais Contada, Las historias de Mariano (tres volúmenes), Luces/Farwest o La mancha negra. Algunas de ellas, como bien indica en la página del proyecto de Verkami, las ha conseguido editar mediante un sistema igual al crodwfunding, pero antes de que se llamara así. Un visionario vamos. El hecho es que ahora lo que pretende es editar su siguiente novela gráfica, El Club del Miedo, mediante el sistema que él ya ha utilizado, pero con la plataforma de Verkami. La historia gira en torno a Miguel, un niño que huye de sus padres, entre los que acaba de presenciar una fuerte discusión. Miguel es un niño peculiar, con una poderosa (y peligrosa) imaginación que le hace a veces distorsionar la realidad. Huye también de estas malas pasadas que le juega su percepción, en las que percibe como horribles monstruos y estampas de destrucción todas aquellas cosas que teme o desconoce. Os animo que apoyéis a Mariano porque merece mucho la pena, es compañero de la AACE y en tiempos de restricciones culturales como los que nos ha tocado vivir, lo mínimo que podemos hacer es apoyarnos de la mejor manera que se pueda. Hay 37 días por delante para recaudar los 4.500 euros necesarios para una tirada de 1.000 ejemplares.

Mike Bonales lleva haciendo ya humor gráfico en internet un tiempo. De hecho yo lo recuerdo de cuando hacia Polo Sur, que es cuando yo le descubrí. Imagino que ya había hecho muchas cosas antes, pero a mí me gustó mucho. El caso es que con su siguiente webcomic, Conejo Frustrado, tuvo la suerte que Dibbuks lo acabó editando en papel. Y no contento con ello (hace muy bien) ahora Bonales se ha propuesto hacer un episodio piloto de animación con los personajes. Y a fe que está a punto de conseuirlo porque solo le quedan 248 euros de los 3.200 que requería… y aún restan 21 días para seguir haciendo aportaciones.


Escribe un comentario