¿Mark Waid contra el slice of life?

En una entrevista concedidad por el guinista Mark Waid al portal Mulholland Books, éste soltó el siguiente comentario a una pregunta sobre cual era atractivo de situar la historia de Ruse en la Inglaterra Victoriana:

Yo choco fuertemente contra las novelas gráficas que no tienen un fuerte componente visual, si su novela gráfica es una historia sobre chicos modernos, con ropa moderna, que viven en un ordinario mundo moderno que se puede ver por televisión de forma gratuita, lo más probable es que hayas elegido mal el medio en que contar la historia. Una de las ventajas de los cómics y las novelas gráficas, es que permiten que el escritor e ilustrador tener muchas posibilidades, “efectos especiales“, y tantas palomitas visuales como la imaginación permita, siempre con un presupuesto ilimitado.

Ni que decir tiene que tanto por parte del columnista de Newsarama, como de algunos comentarios de lectores, se le recordaban ciertas obras que podrían entrar dentro de la categoría que Waid considera equivocada para un medio como el cómic. Por ejemplo el Alec de Eddie Campbell, Cages de Dave McKean, American Splendor de Harvey Pekar, Blankets de Craig Thompson, etc. El guionista de entre otras cosas, Kingdom Come, se defendía aludiendo a Internet como un lugar donde siempre habrá alguien llevando la contraria por cualquier motivo, y diciendo que algunos de los ejemplos no eran válidos puesto que sus creadores habían sido capaces de usar de la mejor manera, las herramientas que el cómic pone a disposición de los artistas.

No creo que Waid haya querido echar por tierra todo un género pero la verdad es que esa postura de asociar un dibujo espectacular al cómic mainstream, y vamos a decir “menos espectacular” al slice of life, al tebeo que cuenta algo cotidiano en la vida de una persona, es un poco extrema cuanto menos.


Escribe un comentario