Mariano Antolín Rato recibe el Premio Nacional a la Obra de un Traductor 2014

Mariano Antolín Rato recibe el Premio Nacional a la Obra de un Traductor 2014

Mariano Antolín Rato ha sido galadonado con el Premio Nacional a la Obra de un Traductor correspondiente a 2014, galardón otorgado por el Ministerio de  de Educación, Cultura y Deporte de España. “El amplísimo repertorio de registros lingüísticos, estilos literarios, corrientes estéticas y visiones del mundo” ha sido uno de los motivos alegados por el jurado que le han llevado a otorgarle este premio, dotado con 20.000 euros.

Este Premio Nacional tiene como objeto distinguir el conjunto de la labor realizada por un traductor español, sea cual sea la lengua o lenguas utilizadas en el desarrollo de su labor, y que haya dedicado especial atención a la traducción de obras extranjeras a cualquier lengua del Estado español.

El jurado que ha fallado el Premio Nacional a la Obra de un Traductor también ha elegido la obra de Mariano Antolín Rato “por toda una vida dedicada a la traducción, por el amplísimo repertorio de registros lingüísticos, estilos literarios, corrientes estéticas y visiones del mundo con los que ha enriquecido nuestra lengua”.

Sobre Mariano Antolín Rato

Mariano Antolín Rato nación en Gijón (Asturias) en 1943. Además de traductor, Mariano Antolín Rato es novelista, ensayista y colaborador de prensa. Realizó estudios de filosofía y derecho en la Universidad de Oviedo. Con su nombre o bajo el pseudónimo de Martín Lendínez ha traducido autores fundamentalmente norteamericanos.

Como traducto, traduce del inglés, francés e italiano. Ha sido muy valorada la versión de la monumental novela The Making of Americans (Ser americanos), de Gertrude Stein, así como las numerosas traducciones que hizo de los escritores estadounidenses denominados de la Generación Perdida (Dos Passos, Faulkner o Fitzgerald). Es también introductor en España de los escritores de la Generación Beat (Kerouac, Burroughs o Ginsberg). Sus versiones de En el camino y Los vagabundos del Dharma, de Kerouac, o Yonqui y Almuerzo desnudo, de Burroughs, continúan influyendo en los lectores más jóvenes.


Escribe un comentario