Manga para regalar en Navidad

Aprovechando que este sábado es Navidad, la recomendación de hoy no es sobre un título, sino que pretende servir de ayuda a la hora de elegir manga para regalar. Para no hacer un flaco favor a la persona que los va a recibir, nos centraremos en obras que ocupen pocos volúmenes, lo que podríamos llamar “pequeñas joyas”. Precisamente una de estas historias relativamente cortas que merecen la pena es Spicy Pink, un shôjo romántico de dos volúmenes obra de la legendaria Wataru Yoshizumi, que ha terminado de publicar Planeta este mes y que nos cuenta la historia de una chica que se enamora muy a su pesar.

de Jirô Taniguchi

De la misma editorial, pero con un registro completamente diferente, tenemos el volumen autoconclusivo de 272 páginas El almanaque de mi padre, una de las obras más aclamadas del creador de éxitos Jirô Taniguchi, donde asistiremos al repaso de los recuerdos de un hombre cuyo prácticamente desconocido padre acaba de fallecer.

Si creemos que lo que va a triunfar es una obra maestra del manga clásico, debemos recurrir al gran Osamu Tezuka, y ya que buscamos algo que no obligue a seguir una colección podemos elegir entre Adolf, recientemente reeditada de forma integral en un cofre, y MW, otra gran obra del Tezuka más dramático que empieza y acaba en un libro de algo menos de 600 páginas.

En cuanto al shônen o manga para chicos jóvenes, es casi imposible encontrar uno que no sea largo, pero tenemos a la maestra Rumiko Takahashi, que se mueve en la frontera entre el shônen y el shôjo. La editorial Glénat reeditó hace un tiempo sus imprescindibles recopilatorios de historias cortas 1 or W y La tragedia de P, además de la tierna The One Pound Gospel, de 4 volúmenes.


Escribe un comentario