Los Ocampo, una familia “amiga del Arte”

Manuel Ocampo y Ocampo, y Ramona Aguirre Herrera, dos figuras reconocidas de la aristocracia argentina, ya provenientes de los más pasados orígenes, y mejor posicionados económicamente, se casaron y tuvieron cinco hijas: Victoria, Angélica, Pacha, Rosa y Silvina.

Silvina Ocampo

Silvina Ocampo

De estas cinco hermanas, dos fueron las que más se destacaron en el ambiente literario. La conocidísima escritora, Silvina Ocampo (que de hecho es una de mis preferidas), nació el 23 de Julio de 1903, y falleció el 14 de Diciembre de 1994. Fue autora de varios libros de cuentos, entre ellos “Informe del cielo y del infierno”, “Los días de la noche”, y “Las invitadas”, entre muchos otros. También se destacó como poeta, y publicó diversos libros, así como traductora también de toca clase de textos. Formó parte de lo que en aquella época, en Argentina, era el auge de literatos, vanguardistas o no, pero que sin duda alguna alimentaban exquisitamente las letras nacionales, e internacionales también. Fue mujer de Adolfo Bioy Casares, acérrimo amigo de Borges. De ésta amistad, Silvina sacó sólo cenas en donde no siempre podía participar de las conversaciones. La belleza y juventud de Bioy, en relación a la diferencia de edad que se llevaban (ella lo superaba por 11 años), generaba en Silvina la mayor de las inseguridades, alimentada también por el carácter parrandero de su marido. Una divertida anécdota que jamás olvidaré se relaciona con esto, ya que Adolfo salía por las noches, siempre hasta muy tarde, y Silvina lo esperaba despierta, pero sin querer que él se entere, colocaba una silla junto a la puerta, para así escuchar su llegada, y poder correr bajo las sábanas antes de que él la descubriera.

Lo cierto es que, pese a que el padre de Bioy no la quisiera a Silvina, a causa de sus particulares amistades (no hay que olvidarse del hondo amor que había entre Alejandra Pizarnik y Silvina Ocampo, que será material para un futuro artículo), la pareja se amaba con la profundidad de un amor puro y verdadero. Gracias a ello, hubo también interesantes colaboraciones, entre las cuales se destaca, como novela acabada y escrita sólo por ambos dos, “Los que aman odian”, de 1946.

Victoria Ocampo

Victoria Ocampo

La otra figura, dentro de la familia Ocampo, que en la rama del Arte se destacó, es la archi conocida Victoria, que jugó principalmente el papel de mediadora, de generadora de contactos, de amistades, aparte de haber escrito también bastante. Siempre me llamó la atención de éste personaje, la increíble capacidad de alcance de figuras tan dispares, y a la vez tan inmensas dentro de la historia mundial. Mantuvo contacto con Miró, cuando éste recién comenzaba; conoció a Lacan, también en sus inicios; se relacionó con Einsenstein, durante su estadía en México; así como también fue visitada repetidas veces por Saint-Exupery en la Villa Ocampo, donde vivía.

Portada de la Revista Sur

Portada Revista Sur

Formó parte de la asociación “Amigos del Arte”, en Buenos Aires, cuyo objetivo principal era dar lugar a los artistas a que pudieran exponer y dar a conocer sus trabajos. Pero uno de sus más grandes logros, según mi consideración, es haber fundado en 1931 la revista Sur, y luego, dos años más tarde, la creación de la editorial con el mismo nombre. Ésta publicación fue decisiva para la conformación del pensamiento y enriquecimiento literario del país, entre 1930 y 1970, ya que dio lugar a que la gente pudiera acceder a escritores de difícil acceso, así como luego se ocupó de publicar libros tanto de Borges, como de Camus, Sábato, Bioy Casares, Lorca, Gabriela Mistral, entre muchos otros.

Indudable es el hecho de que el apellido Ocampo lleva la impronta del dinero y del talento artístico dentro del país. Gracias a éstos dos personajes es que gran parte de la literatura argentina ha llegado a ser lo que es.

4 comentarios

  1.   Blog de Libros dijo

    Muy interesante, dejame que coloque un link en mi próximo “Lo mejor de la quincena”

  2.   Julio dijo

    Muy linda nota, si quieren saber mas sobre Victoria entren a la pagina de la Casa de Cultura Villa Ocampo.

    http://www.villaocampo.org

    Tambien quiere comunicar una fe de erratas, las hijas del matrimonio Ocampo era:

    Victoria, Angélica, Pacha, CLARA, Rosa y Silvina

  3.   Daniel dijo

    Simplemente quisiera comentar que la familia Ocampo tuvo seis hijas y no cinco, además de las nombradas en la nota, también nació Clara, en 1898, quien falleció a los 13 años de diabetes infantil, se habla poco de ella, pero no tenemos que olvidarla dentro de la biografía de ésta familia, ya que su pérdida, en 1911, fue muy sentida por todos.-

  4.   Aliss dijo

    y deberían corregir que una de las hermanas Ocampo, Francisca, era apodada PANCHA y no PACHA.

Escribe un comentario