Los investigadores creen haber hallado los restos de Cervantes

Miguel de Cervantes

Que la búsqueda de los restos de un escritor sea motivo de titulares y cree expectación entre la ciudadanía, es un síntoma de que esa sociedad, pese a los recortes que pueda sufrir, tiene un sentido de la cultura muy saludable.

Hace unos meses comenzó la búsqueda de los restos del escritor de Miguel de Cervantes  en la Iglesia de las Trinitarias de Madrid, y hoy el equipo de investigadores encargados de la misión creen haber hallado los restos del escritor y su esposa, Cristina de Salazar.

Los restos, disgregados y en mal estado, se han encontrado junto con material óseo de varios adultos más en uno de los nichos de la cripta distinto al que contenía la tabla con las iniciales M.C., y los análisis de laboratorio externo parecen indicar que son los de Cervantes y su mujer.

Este lugar, no obstante, no es el punto de enterramiento donde el escritor fue enterrado en 1616, sino el sitio al que se trasladaron sus restos con posterioridad a 1673, cuando comenzaron las obras de remodelación de la iglesia, ubicada en el Barrio de las Letras.

No obtante, no se ha encontrado el esqueleto completo del escritor, sino huesos en mal estado. Han sido las pruebas con un espectrómetro de masas las que han permitido al equipo liderado por el forense Francisco Etxeberría analizar la composición ósea y datar los restos que coincidirían con los de Cervantes.

El profesor Etxeberría ha dirigido esta segunda fase del proyecto centrada en la recuperación y análisis del material para cotejar después su posible correspondencia con los del escritor.

Los detalles del hallazgo se darán a conocer en una rueda de prensa en el Ayuntamiento de Madrid, institución que financia la búsqueda de Miguel de Cervantes en la iglesia donde fue enterrado por expreso deseo del escritor, gran devoto de la orden Trinitaria que le rescató de cinco años de cautiverio en Argel.

Quién sabe si pronto podremos visitar la tumba con los restos de Miguel de Cervantes.


Escribe un comentario