“Los diarios de Adán y Eva”, de Mark Twain

Los diarios de Adán y Eva, de Mark Twain

Impedimenta acaba de publicar una nueva edición de Los diarios de Adán y Eva, de Mark Twain, un clásico de culto donde el ingenio y el humor, salpicados de momentos de profunda melancolía, alcanzan cotas de ironía y mordacidad insospechadas.

Esta nueva edición de Impedimenta, traducida por Gabriela Bustelo (escritora y traductora de inglés de literatura, ensayo y cine), cuenta también con las ilustraciones de Sara Morante (multipremiada ilustradora y litógrafa española). 

Sin perder un ápice de su habitual ingenio y su encanto particular, Mark Twain nos presenta en este breve relato cómico los avatares y problemas que generan la vida en pareja y la convivencia, no siempre fácil, aunque sea en el Paraíso. A través de los relatos paralelos de los padres de la humanidad, y con un texto que combina en igual medida diversión y profundidad, primero Adán y luego Eva nos hacen partícipes de unas cuitas que, a decir verdad, no son muy distintas de las de cualquier relación de nuestro tiempo.

Mark Twain (pseudónimo literario de Samuel Langhorne Clemens) nació en 1835 en la pequeña aldea de Florida, en el estado norteamericano de Missouri. Y creció en Hannibal, un puerto fluvial próximo al río Mississippi, lugar que inspiraría muchas de sus obras. A los doce años, debido a la muerte de su padre, el abogado John Marshall Clemens, tuvo que abandonar sus estudios para ayudar económicamente a su familia.

Puedescomprar Los diarios de Adán y Eva aquí


Escribe un comentario