Lobezno y Júbilo de nuevo juntos

El que siguiera, como el que suscribe, la serie regular de Lobezno desde los primeros números, aquellas gloriosas aventuras con sabor añejo donde Logan era Parche y lo mismo que se enfrentaba con piratas, le daba por pegarse con el mismo demonio encarnado, sabrá que la vida mutante de la por aquel entonces joven Jubilatión Lee, estuvo desde sus comienzos muy unida a la de Lobezno. Tanto, que la relación era más propia de padre e hija, aunque bien es cierto que los sentimientos de Júbilo eran más próximos al amor por una pareja. El caso es que llegó el momento en que sus vidas se separaron, pero siempre que la pequeña Júbilo ha necesitado de la ayuda de alguien, el primero en acudir ha sido el mutante canadiense.

Después de lo sucedido en la saga llamada La Maldición de los Mutantes, donde el tercer hijo de Drácula, Xarus, la acaba mordiendo, va a necesitar mucha ayuda por parte de su mentor, que deberá apartar a la joven del oscuro camino que está emprendiendo, con el riesgo de verse engullido en el proceso él también. El equipo creativo  de esta miniserie de cuatro números me llama bastante la atención, ya que en el guión está Kathryn Immonen, señora de Stuart, que hace poco estuvo por España con su marido presentando Moving Pictures, y en el apartado gráfico Phil Noto, que se prodiga poco, pero cuando lo hace hay que admirar sus páginas. Habrá dos portadas, una dibujada por el gran Olivier Coipel, y otra alternativa, que es la que os dejo aquí debajo, hecha por una de las nuevas estrellas de la Marvel, el canadiense  Nimit Malavia.

Si queréis un adelanto de al menos dos páginas de lo que se podrá encontrar en los cuatro números, solo tenéis que pinchar en este enlace.


Escribe un comentario