Lo que no nos llegó: Ashita no Joe

No estamos diciendo nada nuevo con lo de que no todo el manga y el anime nos llega traducido. Afortunadamente, en los tiempos que corren es más o menos fácil acceder a aquellos manga y dibujos animados que no convencieron a las empresas de nuestro país encargadas de traernos estos productos o que, simplemente, no les fue posible. Del anime de los años setenta nos llegaron pocas cosas, pero una que seguramente se habría convertido en un clásico de nuestra infancia es Ashita no Joe (Joe del mañana), una leyenda del manga y el anime de boxeo.

Publicada originalmente como manga de 1968 a 1973 y recopilada en 20 volúmenes, esta inmortal historia del guionista Asao Takamori y el dibujante Tetsuya Chiba fue adaptada a una serie de 79 episodios (1970-71), un largometraje de 1980 y una segunda serie de 47 episodios entre 1980 y 1981. Nos narra las andanzas de Jô Yabuki, un chico de la calle que siempre se mete en líos y peleas y que se convierte en el protegido de un ex boxeador viejo y alcohólico, Danpei Tenge, que quiere proyectar en él su carrera frustrada como boxeador.

El chico se aprovecha del anciano y acepta entrenar con él, pero a cambio de una paga semanal, que utiliza para hacer el tonto y seguir con su mala vida, ignorando el boxeo. Como podemos imaginar, aunque sea viendo las imágenes, acaba tomándoselo en serio y da lugar a un épico manga (y anime) de boxeo que pertenece al género spokon (tenacidad deportiva para la superación personal). El dramatismo de la historia es muy elevado, e incluso se llegó a celebrar un funeral de verdad en Japón para un personaje (no revelaremos cuál) que moría durante el desarrollo de la historia.

Si tenéis la oportunidad de verla vía fansub (al no haber otra opción no supone un problema ético recomendar esa vía) intentadlo, aunque el dibujo y las técnicas de animación puedan echar un poco para atrás a estas alturas.


Escribe un comentario