Libros proféticos en la literatura mundial (II)

Julio Verne

Seguimos repasando algunos de los casos de literatos-profetas, que acertaron el futuro en sus obras literarias.

Cuando se fabricó el submarino, las primeras patentes fueron denegadas. ¿Cuál era la razón? El visionario Julio Verne ya las había hecho de dominio público en su obra “20.000 Leguas de Viaje Submarino”.

Otro que dio en el clavo en su día fue Lester del Rey e 1954. La primera frase de una de sus novelas era la siguiente: “La primera nave espacial aterrizó en la Luna y el comandante Armstrong salió de ella…” ¿Os suena de algo?

Sin embargo el caso más bestia fue el de Morgan Robertson que escribió un libro sobre un barco que se llamaba Titán, que era el más grande del mundo y al que se le llamaba el insumergble. Este barco salía del mismo punto que el Titanic e iba al mismo punto que el Titanic… y se estrelló en la misma zona por la misma causa. Había botes de menos y prácticamente murieron las mismas personas y se salvaron las mismas personas que en conocido caso del Titanic. Acertó apellidos ilustres que iban a bordo… y escribió todo eso años antes de la tragedia real… y en estado de trance… ¿Da miedo, verdad?…

Más información – Anécdotas de escritores

Foto – Infantilez Caray

Fuente – Hamyguito


Escribe un comentario