Libros contemporáneos que los profesores deberían incorporar a sus listas de “lecturas obligatorias”

niños leyendo

Con la vuelta al cole vuelven las lecturas obligatorias para los jóvenes. Muchas de las listas que preparan los profesores están llenas de clásicos como El conde Lucanor, La celestina, El quijote y una gran variedad de obras que, en ocasiones, no son del gusto del lector. Aunque con esto no quiero menospreciar las obras clásicas, simplemente un lector joven puede verse abrumado por este tipo de obras.

Por este motivo, hoy quería traer una serie de libros contemporáneos que pienso que serían ideal para los jóvenes lectores, lecturas que, si yo fuera profesora, añadiría a mi lista de lecturas para los alumnos. Estos son libros contemporáneos que han recibido muy buenas críticas en general y que hacen pensar al lector además de enseñarle y suponer unas lecturas amenas, entretenidas e interesantes para un joven que todavía se encuentra en el colegio.

“Yo soy Malala” de Malala Yousafzai

Comienzo con el único libro de la lista que no he leído. A pesar de que no he leído este libro en concreto, aunque se encuentra entre mis pendientes, la historia de Malala es mundialmente conocida y he visto algunos de sus vídeos en los que hablan. Malala es una chica que ha causado un gran impacto y con razón, por eso creo que su libro tiene que suponer un auténtico cambio para la mente del lector.

En Yo soy Malala se cuenta la historia de Malala, de la situación de los talibanes y de cómo se alzó hasta convertirse en el icono que es hoy en día.

“Aristotle and Dante Discover the Secrets of the Universe” de Benjamin Alire Sáenz

Este libro se encuentra en español (Aristóteles y Dante descubren los secretos del universo) pero no en una edición de España, sino de México, no obstante es fácilmente accesible a él a través de amazon España y distintas tiendas que vendan libros en formato epub.

Es un libro contemporáneo que trata de la amistad, la familia y el amor. Es un libro inocente protagonizado por un niño introvertido y tímido que se hace amigo de un chico transparente. El libro muestra la amistad que se construyen así como el modo en el que al protagonista le cambia la forma de ver el mundo.

Por otro lado pienso que puede ser una buena lectura en inglés ya que lo considero el mejor libro para comenzar con el idioma. No es una lectura graduada pero tiene un nivel muy sencillo, lo que no le quita encanto al libro.

“Las ventajas de ser un marginado” de Stephen Chbosky

Las ventajas de ser un marginado cuenta la historia de Charlie, un chico inocente e ingenuo al que le gusta leer y reflexionar sobre la vida pero que no tiene amigos. Su vida empieza a cambiar cuando conoce a los dos chicos más populares del colegio y se mete de lleno en la adolescencia.

Charlie es un personaje único y, como tal, es muy curioso ver su modo de observar la vida ya que escapa al pensamiento de un adolescente convencional. Es una historia sencilla pero con el encanto de la visión de un chico ingenuo que se introduce en la adolescencia, que aprende a relacionarse y divertirse pero sin perder lo que lo caracteriza.

“Un hijo” de Alejandro Palomas

Teniendo en cuenta el tipo de libros que estoy recomendando no podía saltarme al autor español Alejandro Palomas, autor de varios libros que plantean al lector un nuevo significado de la vida.

En “Un hijo”, Alejandro Palomas cuenta la visión de Guille, un niño introvertido con mucha imaginación y una sola amiga. Además de contarnos la historia desde el punto de vista de Guille, también nos la muestra desde las personas que se relacionan con él, llevando la historia hacia lo que se esconde detrás de ese niño con sonrisa permanente.

Un hijo es un libro que conmueve y que sorprende a partes iguales por la forma tan humana de mostrar los problemas, así como cuenta con el misterio de qué es lo que se oculta en el fondo el protagonista.

“Eleanor & Park” de Rainbow Rowell

Eleanor & Park no solo cuenta la dulce historia de amor entre dos adolescentes sino que muestra la realidad de cada uno de ellos: la de un chico medio asiático y la de una chica que viste de manera extraña. Dos personajes muy distintos que acaban uniéndose a pesar de parecer que no tienen nada en común. Una historia romántica pero también cruda y real.

“La lección de August” de J.R. Palacio

Por último añadiría La lección de August, una historia protagonizada por un niño que tiene una deformación en la cara y decide que quiere ir al colegio en lugar de recibir clases particulares. Más que ser un libro de superación, que es lo que pueda parecer, el libro nos muestra no solo la crueldad que pueden tener los niños pequeños sino que también nos enseña como lidiar ante este tipo de situaciones: sin mostrar extrañeza o asco.

 

Estas son algunos de los libros contemporáneos que, si yo fuera profesora, pondría en una lista para que los alumnos eligieran otro tipo de historias, porque los clásicos están muy bien, pero hace falta introducir variedad y, sobre todo, darle la opción al alumno de elegir una historia que realmente le guste.

¿Qué libros añadiríais vosotros?


Escribe un comentario