Le ponen a Venom una armadura

Le ponen a Venom una armadura.

Le ponen a Venom una armadura.

La evolución de Venom a lo largo de los últimos años sin duda alguna ha sido fulgurante si tenemos en cuenta la imagen más o menos genérica que de él tenemos todos. Del simbionte terrorífico que le hacía la vida imposible a Spider-Man, pasó no hace mucho a ser una especie de Punisher enmascarado, tal como os conté por aquí hace unos cuatro años. Ese cambio radical lo llevó a cabo con una serie regular escrita por Rick Remender y dibujada por Tony Moore, pero la humanización y el cambio de rol de Venom no se ha quedado ahí. Ahora, con el nuevo estatus de miembro de los Thunderbolts, de los Vengadores y recién nombrado apoyo de los Guardianes de la Galaxia, estrena nueva imagen dentro de la colección de los personajes quizá más de moda en la Marvel.

Esta nueva indumentaria hará su debut en Guardianes de la Galaxia #23, un número que aleja el aspecto de Flash Thompson tal como lo habíamos visto estos últimos años. El rediseño ha sido llevado a la práctica por el italiano Valerio Schiti, e incorpora un casco resistente y un revestimiento blindado, así como la insignia de los Guardianes en cada hombro. Igualmente, el nuevo aspecto implica que incluso cuando no está bajo el metálico manto de este traje, Flash vaya vestido acorde con el entorno en que se mueven los personajes en la regular de Guardianes de la Galaxia. La mente tras este giro es Brian Michael Bendis, que se encarga de los guiones de la colección y que coloca a Venom como parte fundamental dentro del arco llamado “Planeta de Simbiontes“, donde Thompson ha de volver al planeta de donde es originario el simbionte que acabó en la Tierra tras los hechos contados en Marvel Super Heroes: Secret Wars #8.


Un comentario

  1.   maus dijo

    la verdad que prefiero el original , el simbiote alienígena además es innecesario incluirlo en tanta serie me gusta mas como enemigo , o en todo caso que exploten mejor a carnage

Escribe un comentario