“Las palabras y los Días”, Octavio Paz

Retrato de Octavio Paz

Retrato de Octavio Paz

El CONACULTA (Consejo Nacional para la Cultura y las Artes), por medio de la Dirección General de Publicaciones, y el Fondo de Cultura Económica, se complacieron en anunciar la publicación del lobro “Las palabras y los días”. Una antología que recopila los mejores trabajos en poesía y ensayo de Octavio Paz, Nobel de Literatura en México.

El objetivo es que, por medio de ésta publicación de 320 páginas, los jóvenes del país se acerquen mucho más al escritor que les valió un Nobel. El editor del libro, Ricardo Cayuela Gally, dijo al respecto de Paz, “La obra de Octavio Paz está viva, es un refugio para abstraerse de la sinrazón del mundo y una brújula para orientarse y actuar en él”.

El libro se divide en dos partes, en función al género. La primera se corresponde con los trabajos en prosa del autor, donde son, en su mayoría, todos los ensayos que escribió, comenzando con  Máscaras Mexicanas, texto fundamental que forma parte de “El Laberinto de la Soledad”. En toda esta primera parte se reunieron los trabajos más significativos del autor, en los que trabaja el pensamiento de los más reconocidos escritores de poesía en prosa, como Sor Juana Ines de la Cruz, o Rafael Alberti, así como también desarrolla su línea de pensamiento en torno a las artes plásticas, centrándose mucho en Luis Buñuel como exponente del Surrealismo. Ocupándose también de temas como la historia y la política.

En la segunda parte de la antología figuran los trabajos de poesía escritos por Octavio. En éste apartado se reúnen escritos publicados en más de diez libros, realizados entre 1935y 1996. Incluye textos de publicaciones como Libertad bajo palabra, La estación Violenta, Salamandra y días hábiles, Ladera, y también, como cierre de la antología, se incluye una increíble poesía escrita por Octavio Paz donde parece estar despidiéndose de la vida, nueve años antes de su muerte, ya que está fechada en Mayo de 1989, y Paz fallece en Abril de 1998. La poesía se llama Colofón, epitafio sobre una piedra.

Una publicación que realmente aplaudo, ya que es muy importante que se reconozca a un autor como Octavio Paz en relación a su llegada con el público más joven. Un Nobel, creo yo, resulta anecdótico si no hay nadie en la calle que lo lea a uno.

Adjunto ahora un texto del autor, el cual me parece que habla más que cualquier crítica, comentario o devolución se pueda realizar.

¿QUÉ ES LA POESÍA?, por Octavio Paz

La poesía es conocimiento, salvación, poder, abandono. Operación capaz de cambiar al mundo, la actividad poética es revolucionaria por naturaleza; ejercicio espiritual, es un método de liberación interior. La poesía revela este mundo; crea otro. Pan de los elegidos; alimento maldito. Aísla; une. Invitación al viaje; regreso a la tierra natal. Inspiración, respiración, ejercicio muscular. Plegaria al vacío, diálogo con la ausencia: el tedio, la angustia y la desesperación la alimentan. Oración, letanía, epifanía, presencia. Exorcismo, conjuro, magia. Sublimación, compensación, condensación del inconsciente. Expresión histórica de razas, naciones, clases. Niega a la historia: en su seno se resuelven todos los conflictos objetivos y el hombre adquiere al fin conciencia de ser algo más que tránsito. Experiencia, sentimiento, emoción, intuición, pensamiento no-dirigido. Hija del azar; fruto del cálculo. Arte de hablar en una forma superior; lenguaje primitivo. Obediencia a las reglas; creación de otras. Imitación de los antiguos, copia de lo real, copia de una copia de la Idea. Locura, éxtasis, logos. Regreso a la infancia, coito, nostalgia del paraíso, del infierno, del limbo. Juego, trabajo, actividad ascética. Confesión. Experiencia innata. Visión, música, símbolo. Analogía: el poema es un caracol en donde resuena la música del mundo y metros y rimas no son sino correspondencias, ecos, de la armonía universal. Enseñanza, moral, ejemplo, revelación, danza, diálogo, monólogo. Voz del pueblo, lengua de los escogidos, palabra del solitario. Pura e impura, sagrada y maldita, popular y minoritaria, colectiva y personal, desnuda y vestida, hablada, pintada, escrita, ostenta todos los rostros pero hay quien afirma que no posee ninguno: el poema es una careta que oculta el vacío, ¡prueba hermosa de la superflua grandeza de toda obra humana!


Un comentario

  1.   rudyarche. dijo

    Una exelente obra, creo que te insita desde la primera pagina leída, a sumergerte en su mundo sin mundo, a poner la razon realista y sensata, a traspolar esa prosa, pero sobretodo esa poesia, a la vida cotidiana, a entender la insorporTable realidad, y vislumbrar lo grande que fue Paz.

Escribe un comentario