Las letras gallegas arrasan en los Premios Nacionales de Literatura

Libro en blanco

Las letras gallegas han arrasado este año en los Premios Nacionales que tienen que ver con la literatura, ya que el de Narrativa, el de Poesía y el de Cómic han ido a parar a escritores gallegos como os hemos ido informando a lo largo del último mes.

Tal vez porque yo mismo soy gallego no he podido resistir la tentación (como podréis apreciar en los enlaces que os ofrezco al final de este post) de encabezar los tres artículos con los que os dimos las noticias con el gentilicio propio de nuestra bella tierra entre las primeras palabras del titular, algo que no solo hice por fardar de tierra y de vecinos sino para dar cierta unidad a esta serie de premios que vienen a reconocer el buen hacer de nuestros paisanos en materia literaria, algo que no debe extrañar a nadie a tenor de los enormes literatos que siempre hemos aportado a la humanidad entre los que se cuentan Rosalía, Castelao, Valle-Inclán, Torrente-Ballester o Cela por citar tan solo algunos.

Este reconocimiento a las letras gallegas lo es también a su idioma ya que dos de las tres obras premiadas a las que nos estamos refiriendo (“Os ángulos da Brasa” y “Ardalén”) están compuestas en gallego, lo que verifica que pese a lo que algunos quieren hacer ver, el gallego es un excelente vehículo de expresión artística como viene demostrando desde el principio de los tiempos. Buena prueba de ello es que pese a ser una lengua históricamente perseguida y contra la que aún a día de hoy atentan a menudo las clases dirigentes, el idioma gallego se levanta una y otra vez para generar obras de gran calidad con las que aumentan la gloria de nuestra cultura así como los reconocimientos que se le hacen a la misma…

Uno escucha a lo largo de un año tantas barbaridades acerca de “la validez o no validez de una lengua” para desenvolverse en ciertos ámbitos (solemne estupidez donde las haya y demostración de falta de sensibilidad cultural por parte de quien lo dice) que es imposible no sacar pecho por las lenguas más desfavorecidas cuando ofrecen a esas gentes un ¡Zas en toda la boca! en forma de reconocimientos tan importantes. Lo cierto es que, para un gallego, da gusto poder escribir este tipo de artículos… y mentiría si no dijese que espero poder repetirlo el año que viene contando tres nuevos galardones para mis paisanos en materia literaria.

Tirando de optimismo y haciendo honor a una muy extendida frase que todos usamos por aquí (tal vez dejándome llevar por la euforia del momento) solo puedo cerrar este artículo de una manera tras haber dejado patente mi deseo de volver a ver a las letras gallegas triunfando en 2014:

Malo será, ¿No?

Más información – Enlaces de interés:

El gallego Manuel Torneiro, Premio Nacional de Poesía 2013

El gallego José María Merino, Premio Nacional de Narrativa 2013

El gallego Miguelanxo Prado, Premio Nacional de Narrativa 2013

Foto – Noticia al día


Escribe un comentario