Las botas sucias de Jonathan Swift

Jonathan Swift

Jonathan Swift, autor de Los Viajes de Gulliver, no solo dominaba la lengua en sus relatos sino que era capaz de fulminar a cualquiera haciendo uso de la retórica y de la argumentación. Era difícil tratar de jugársela a este gran literato.

Una de las anécdotas que nos dejó (este mes ya hemos hablado de él en relación a algunas de las profecías cumplidas de su obra más conocida) fue la siguiente que referimos a continuación en la que le devuelve la faena a uno de sus criados haciendo un buen uso del lenguaje y de la lógica para salirse con la suya. Esto fue lo que pasó a raíz de unas botas que pidió y le llevaron sin haber sido limpiadas:

-¿Por qué no las has limpiado? -preguntó Swift.

-Como sabía que usted iba a salir –apuntó el criado- y los caminos están llenos de barro, me pareció inútil limpiarlas.

Swift calló, pero poco después replico de la siguiente manera cuando el criado le pidió la llave de la despensa.

-¿Para qué la quieres? -preguntó Swift.

-Para sacar comida -respondió el criado-, aún no he almorzado.

No te la voy a dar: como dentro de unas horas volverás a tener hambre, no vale la pena que comas ahora.

Más información – Anécdotas de escritores

Foto – Poetry Foundation

Fuente – Raudal de Cultura


Escribe un comentario