Las aventuras de Julio Verne

Julio Verne
Julio Verne nació para viajar, desde el centro del mundo a las profundidades del océano o a una isla paradisíaca, su espíritu aventurero y su genial imaginación le hicieron escribir muchas novelas de fantasía y ciencia ficción, historias que se han convertido en clásicos y verdaderas obras de arte que nos han llegado hasta nuestros días, y millones de niños en todo el mundo siguen viajando en los mismos vehículos que Verne imaginaba.

El espíritu aventurero le vino a Julio desde muy temprana edad, a los 11 años el pequeño se escapó de su casa y se logró colar en un barco como polizón, dicho barco iba a viajar hasta la India. Varios biógrafos cuentan que su padre consiguió encontrar al niño antes de que el barco zarpase, y tras la debida reprimenda le hizo prometer que a partir de ahora sus viajes los realizaría únicamente en su imaginación.

El padre de Verne era un famoso abogado, y su ilusión era que su hijo siguiese sus pasos, pero esta ilusión se acabó pronto, tan pronto como Julio empezó a viajar y a escribir todo lo que su imaginación le podía mostrar, por lo que en cuanto tuvo uso de razón le dio la mala noticia a su padre y se dedicó a escribir sobre los fantásticos mundos que habitaban en su cabeza.

“De la Tierra a la Luna” fue publicada en un periódico francés. Dicha historia consiguió centenares de seguidores desde el primer capítulo, tanto es así que muchos de estos seguidores quisieron participar en la expedición lunar que la historia contaba y escribieron centenares de cartas al periódico tras leer en la novela que el personaje principal envió al presidente del “Gun Club” el famoso telegrama “Reemplácese granada esférica por proyectil cilíndrico-cónico. Partiré dentro. Llegaré vapor Atlanta”.

Julio Verne escribió sobre el automóvil, sobre el submarino y sobre el dirigible antes de que estos fuesen realidades, y es por estas cosas por las que grandes científicos como Mendeleiev, Yuri Gagarin o el Almirante Byrd reconocieron que el escritor fue su inspiración para hacer lo que hicieron, dedicar su vida a la ciencia, ser astronauta o llegar al Polo Sur.

Más información – Julio Verne, el visionario.


Escribe un comentario