La verdad sobre el Rey León

El Rey León es una de las películas más conocidas y populares de la Factoría Disney, se estrenó con gran éxito en 1994 y forma parte de los clásicos de la compañía, pero… ¿de dónde salió? ¿Es un plagio? Veamos toda la verdad sobre el origen de las aventuras de Simba.

El auténtico origen del Rey León

La imagen no se corresponde con la del Rey León, pero es la de su auténtico origen. El personaje de Kimba (con k) nació en el manga Jungle Taitei (El emperador de la jungla) y de la mano del Dios del Manga, Osamu Tezuka. Fue en la revista Manga Shônen entre 1950 y 1954, se recopiló en 3 tomos y dio lugar a una serie de 52 capítulos que se emitió entre 1965 y 1966, convirtiéndose en el primer anime en color de la historia.

En 1964, Osamu Tezuka  y Walt Disney se conocieron en Nueva York, se confesaron mutua admiración (es de sobra conocido que Tezuka se inspiró desde el inicio de su carrera en el estilo de dibujo de su colega) y hasta hablaron de colaborar en algún momento. Aquello no fue más allá de la contratación de animadores de la Disney para que enseñaran a la productora de Tezuka cómo colorear Kimba, el león blanco… hasta que en 1994 se estrenó la película de Disney, que a pesar de tener un guión diferente del de la serie de Tezuka se inspiraba claramente en aquella en cuanto a diseño, cambiando el color del león por uno más realista y la primera letra del nombre del cachorro. La polémica estaba servida, pero Disney afirmó que era una coincidencia. Un gesto poco honroso por parte de la productora americana al no reconocer la inspiración, algo que sí hizo Tezuka en su día y que seguro que Walt Disney no aprobaría si levantara la cabeza.


Escribe un comentario