‘La última confidencia del escritor Hugo Mendoza’, un thriller adictivo

Estos días ha sido publicada una de las grandes apuestas de la editorial Planeta para este invierno: La última confidencia del escritor Hugo Mendoza, de Joaquín Camps.

Y efectivamente es toda una apuesta ya que se trata de la primera novela de Joaquín Camps, economista y Catedrático en la Universidad de Valencia. Un ejemplo de entrada en el panorama literario por la puerta grande.

La última confidencia del escritor Hurgo Mendoza nos cuenta la historia de Víctor Vega, un atractivo profesor de literatura que acepta la insólita propuesta que le hace la viuda del escritor Hugo Mendoza: investigar si, a pesar de que su muerte fue rigurosamente certificada, su marido sigue vivo y averiguar quién envía, cada tres de diciembre, un nuevo manuscrito del escritor fallecido.

Con sus pesquisas, Víctor desvelará misterios que pondrán en peligro su vida, pero lo hará acompañado de una bella y enigmática mujer de la que se enamorará irremediablemente. Paloma, una histriónica experta en matemáticas, y Santa Tecla, monja de clausura que además es un genio en informática, también arroparán a Víctor en esta trepidante novela plagada de enigmas.

La sinapsis me recuerda a Los hombres que no amaban a las mujeres, de Stieg Larsson. Tiene elementos comunes: un envío periódico misterioso de alguien supuestamente muerto, un atractivo protagonista y un personaje que es un genio en informática.

No dudo de que estamos ante una novela adictiva que hará perder la noción del tiempo al lector ya que cuenta con elementos como misterio, amor, desamor, denuncia y personajes variopintos. Además misterios donde intervienen las matemáticas y la informática, tan de moda en los últimos años.

La novela, de 800 páginas, tiene todos los ingredientes para convertirse en un superventas y su autor la describe como ‘entretenimiento en vena‘, no exento de reflexión sobre nuestra sociedad contemporánea.

Una lectura muy recomendable para el frío.


Escribe un comentario