La sorprendente literatura de Mercedes Abad

Mercedes Abad

Conocía Mercedes Abad en noviembre de 2011. Bueno, realmente no la conocí, asistí a una conferencia sobre literatura erótica organizada por el Instituto Cervantes de Pekín en la que ella era la escritora española invitada. Mi compañera del Departamento de Cultura que se encargó de recibirla y atenderla durante la visita, me dijo que era una mujer muy divertida y que se lo pasó en grande con ella.

Lo cierto es que la conferencia fue muy amena y entretenida, y no sólo por el tema a tratar. Mercedes Abad comenzó a escribir en 1986 y desde entonces ha seguido publicando hasta ser una de las escritoras imprescindibles del panorama literario español.

Nacida en 1961 en Barcelona, se licenció en Periodismo por la Universidad Autónoma de dicha ciudad. Se dio a conocer con su segunda novela, Ligeros libertinajes sabáticos, con la cuál obtuvo el premio de literatura erótica La Sonrisa Vertical.

Su obra está catalogada en su mayoría como erótica, pero se acerca al género con mucho ingenio y humor, con un sello muy personal lejos de la sordidez y los lugares comunes de otras novelas más populares.

Ligeros libertinajes sabáticos, de cuya lectura estoy disfrutando estos días, es un conjunto de relatos llenos de humor que tienen al sexo y al erotismo como eje de todos ellos, pero a través de historias sorprendentes, divertidas y muy humanas.

No obstante también ha escrito relatos y novelas alejadas del erotismo como es su última obra, La niña gorda, publicada en abril de 2014 en Páginas de Espuma. Este conjunto de relatos gira en torno a Susana Mur, una niña gorda a la que su madre lleva con trece años al endocrino para que baje peso. Con este punto de partida, nos adentramos en diferentes momentos de la vida de Susana, desde su infancia hasta su edad adulta.

Recomiendo personalmente a Mercedes Abad. Su forma de abordar temas delicados es sorprendente, divertida y profunda. Tres adjetivos difíciles de ligar.


Escribe un comentario