La sorprendente historia del Necronomicon

Necronomicon

Uno de los libros que más misterio han despertado a lo largo de la historia de la humanidad (y es curioso ya que nadie ha visto jamás uno y de hecho podría incluso no haber existido jamás) es el Necronomicon, del que se tiene noticia por ser una fuente constantemente citada por el autor de libros de terror H.P Lovecraft en sus obras y que en teoría fue escrito por el árabe Abdul Alhazred.

Lo curioso del tema es que en muchas de las grandes bibliotecas del mundo, especialmente en las de Estados Unidos, existen de hecho las fichas bibliográficas de este título, pero cuando se pide, siempre se da la misma respuesta por parte del bibliotecario: el libro no está en su lugar, debe de haber desaparecido.

Se cuenta que la historia de este libro es tan rocambolesca como lo que vamos a contar a continuación:

Esta obra podría ser una invención del propio Lovecraft, que gustaba incluso de fantasear con las fuentes de sus escritos, y el tal Abdul Alhazred también sería una invención del autor estadounidense.

¿Qué pasa entonces con las fichas? El propio Lovecraft se habría molestado en elaborarlas siguiendo los modelos de ficha de cada una de las bibliotecas y las habría introducido a hurtadillas en los respectivos cajetines para dar mayor veracidad a sus escritos.

Tiene toda la pinta de que ese es el verdadero origen de este libro tan buscado y jamás hallado… y eso engrandece la figura del genio irrepetible de Lovecraft.

Más información – Anécdotas de escritores

Foto – Templo Kaori


Escribe un comentario