La Shônen Sunday, en horas bajas

Normalmente cuando pensamos en una revista semanal japonesa de manga la primera que nos viene a la cabeza es la Shônen Jump, de Shûeisha. Tanto si hablamos de shônen, su género, como si hablamos de manga en general. Pero hay otra grande del shônen, llamada Shônen Sunday, de la rival Shogakukan, que lo está pasando mal y ve descender sus ventas a marchas forzadas.

Últimamente sus números hablan de una distribución que queda por debajo de las 600.000 copias semanales por primera vez en los 52 años de historia de la revista, muy por encima de lo que soñaría cualquier publicación española especializada en algo, y más aún en cómic, pero muy por debajo de las más de 2.800.000 de la Shônen Jump y las casi 1.500.000 de la Shônen Magazine, esta última de la editorial Kodansha. Y eso en Japón son malos números, especialmente cuando siguen bajando.

Para que nos hagamos una idea, no hace tanto se ponían en circulación muchas más copias, sin ir más lejos en 2000 había más de 2 millones, y en 2006 habían bajado a la mitad, lo que es un descenso de ventas muy pronunciado. Es una lástima que las cosas no le vayan bien a esta revista que cumplía los 50 años en 2009 y que tiene entre sus obras casi todas las de Rumiko Takahashi y Mitsuru Adachi, por ejemplo, además de otras, actuales y pasadas, como Detective Conan, Hayate mayordomo de combate, Kitaro, Aula a la deriva, Cyborg 009, Chicho Terremoto, Yaiba, Patlabor, Spriggan, Amasando Ja-pan, La Ley de Ueki, D-Live!! o Kekkaishi, entre muchas otras.


Escribe un comentario