La risa de la sabiduria.

Recordando el calor de otros veranos desde un autobus con rumbo Barcelona-Madrid mi mejor compañero de viaje siempre ha sido un buen libro y en este caso el elegido fue: ¡Stop! “Novela de amor” del siempre alentador Fernando Fernan-Gómez, si bien en los últimos años se ha vendido la imagen de un ” cascarrabias” consumido por la edad, el prolífico artista puede presumir de una trayectoria notable a nivel literario.

Su imagen en las películas me atrajo desde bien pequeña tal vez por despertame cierta ternura, el caso es que sin tener nada en común siento devoción por este señor, así que leer obras suyas como : “Las bicicletas son para el verano ” o su magnífica autobiografia : ” El tiempo amarillo” son para mí una clase magistar de cómo afrontar la vida con acidez y perseverancia.

la obra que hoy me lleva aquí destaca por su ironía y su vocabulario humorístico, el tono de la historia permanece en el filtro de la sonrisa desde la primera página hasta la última, sabe desarrollar muy bien la vida de un guionista con trazos del propio Fernan-Gómez que malgasta su talento en pro de hacerse un hueco en el mundo de la industria cinematográfica de principio de los años 50.

Para aquellos que quieran desternillarse y ver una película en lectura deberían hacerse con esta novela de amor, sin duda alguna.


Escribe un comentario