La portada censurada de El Jueves y sus consecuencias

El Jueves la caga

A la derecha la portada censurada de El Jueves y a la izquierda la que finalmente se utilizó.

Ayer fue un día triste para la cultura de este país que se supone democrático. Y digo se supone, porque aunque muchos piensen que la censura es cosa de los tiempos del franquismo, parece ser que en pleno siglo XXI sigue siendo una herramienta de coerción en manos de unos pocos. Todo arranca con la noticia de la abdicación de Juan Carlos I, en favor de su hijo, que pasaría a ser Felipe VI. A lo largo del lunes día 2 se decide que la portada de El Jueves, revista satírica que lleva 38 años sin dejar títere con cabeza, vaya dedicada a dicha noticia. La portada se encarga a Manel Fontdevilla que hace la ilustración que podéis ver a la derecha, simbólica de lo que muchos pensamos que ha sucedido. La portada llega a imprenta y ahí es cuando, ya con los 60.000 ejemplares de la revista impresos, la editorial RBA decide destruir dichos ejemplares (si alguno se ha salvado es una joyita) para sustituir la portada de Fontdevilla por la que se puede ver a la izquierda de la imagen superior.

Lo que queda claro es que la portada no la retira El Jueves como revista, si no la editorial que la publica, quien sabe si por presiones de Casa Real (me lo creo) como apuntan muchos de los implicados. La gota que colmó el vaso fue una reunión posterior en la que se avisó de que el Rey no podía ser protagonista de las portadas de la publicación. Ante semejante desproposito, Albert Monteys (muy fan suyo desde los tiempos de Calavera Lunar), que fuera director de la revista durante algunos años, decidió dimitir antes que seguir trabajando así. A él le han seguido el propio Fontdevilla, Paco Alcazar, Bernardo Vergara, Guillermo, Isaac Rosa, o Manuel Bartual. Una dimisión en cadena que demuestra que aún existe la dignidad en algunos sectores de la sociedad, en aquellos que creen en que la libertad de expresión es algo que está muy por encima de cargos y títulos más propios del feudalismo que del año 2014. Sorprende la reacción adversa a una portada que no parece tan ácida como aquella que sí se llegó a publicar en el año 2007, y que generó una polémica tal que acabó por convertir aquel ejemplar en uno de los más vendidos. Desde aquí, mi apoyo y admiración a todos los autores que han dimitido de la revista.


Un comentario

  1.   George dijo

    Buenos días,
    Tengo el ejemplar El Jueves 1932 el que no salio a la venta .
    Lo tengo en venta por si interesa.
    Un saludo

Escribe un comentario