La poesía se une al cómic en el Metro de Barcelona

Desde La Vanguardía nos llega esta noticia:

Versos en catalán, castellano e incluso inglés convertidos en viñetas de cómic por el dibujante Juanjo Sáez viajarán durante un mes pegados a las ventanas de los trenes de las líneas dos, tres, cuatro y cinco del suburbano barcelonés con motivo de la duodécima edición del festival “Barcelona Poesía”.

Ésta es una del centenar de actividades que incluye este año el evento, que se iniciará el 14 de mayo y concluirá el 21 del mismo mes, con recitales en lugares como la cárcel Modelo o el Hospital de Sant Pau; diálogos literarios en los museos; u homenajes a los fallecidos Mercè Rodoreda, Agustí Bartra, Cesare Pavese, Vicent Andrés Estellés y Maria Mercè Marçal.

Durante una rueda de prensa, el coordinador del programa y poeta, David Castillo, ha explicado que la Semana de la Poesía vuelve al metro después de que ya se llevara a cabo la propuesta “Tránsito poético. Poemas en el metro”, entre 1997 y 1999, con un formato muy diferente para intentar acercarla a un mayor número de personas. Para Castillo, una ciudad “sin poetas no se explica, a pesar de que a veces han quedado de lado”.

Por su parte, Gabriel Planella, el seleccionador de los versos que viajarán bajo las calles de la capital catalana, ha sostenido que la idea de convertir los versos en cómic es una simbiosis “entre dos géneros con el objetivo de hacer más visible la poesía”.

Se trata de algo inédito, un nuevo relato comunicativo que permitirá a los usuarios del metro leer versos sobre el amor, el deseo, el placer y la vida de autores tan diferentes como Anna Aguilar-Amat, Dionisio Cañas, Enric Casasses, José Corredor-Matheos, Manuel Forcano y Cristina Peri Rossi.

Preguntado por el proyecto, el dibujante Juanjo Sáez ha destacado que siempre había pensado que la poesía funcionaría “bien con el cómic, porque también lo hace con la música” y ha agregado que para él no ha supuesto ninguna dificultad convertir las letras en dibujo puesto que “los textos son muy breves”. De todas maneras, “he jugado un poco a seducir al que viaja en el metro para meterlo en la historia sin que se dé cuenta”.


Escribe un comentario