La oscuridad de Robert Browning

Robert Growning

Lo bueno de la poesía, como del resto de géneros literarios, es que la importancia de las connotaciones hace que sean discursos abiertos, es decir, sin una única interpretación posible.

Esto hace que los lectores puedan hacer diferentes lecturas y hallar más de un significado… aunque a veces el problema es el contrario: que se lee algo y no se le halla ni uno.

Muchos escritores, de hecho, tienen fama de hacer gala de una oscuridad desmedida que hace que sus escritos sean difíciles de desentrañar y que si no fuera por los eruditos muchos pensarían que sus escritos son meras tomaduras de pelo en las que no ponen nada.

Robert Browning fue uno de los poetas ingleses más oscuros del siglo XX y pese a que ejerció influencia (a veces indirecta) sobre un buen número de poetas posteriores, por lo general al público le costaba entender el significado de sus obras.

Cierta vez, al ser cuestionado sobre el sentido de un poema concreto, el propio autor sorprendió a todos con esta afirmación:

-Cuando lo escribí, únicamente Dios y yo sabíamos lo que significaba; ahora, sólo Dios lo sabe…

Más información – Anécdotas de escritores

Foto – Telegraph

Fuente – Raudal de Cultura


Escribe un comentario