La Madre de Máximo Gorki

La madre

En esta época tan convulsa y terrorífica que azota al pueblo Europeo, con la crisis económica, política e institucional que se recuerda desde la segunda guerra mundial, soy partidario de recomendar, siempre que se me pregunta, la encarecida lectura de La Madre de Máximo Gorki.

Gorki refleja en esta obra el despertar de la clase obrera, luchando por aquellos derechos que son inherentes al ser humano y que, en aquél momento, se encontraban pisoteados por el Zarismo (Gobierno, iglesia, judicatura, policía y ejército).

Gorki narra la historia de Pelagia, conocida como “La madre”, personaje que simboliza el despertar del proletariado ruso a la realidad socialista, dicho despertar llevó a una lucha que se cobraría con la vida de algunos de los personajes.

Tras la muerte del marido de Pelagia, el cual la martiriza, tanto física como psíquicamente, hasta el momento de su defunción, su hijo, Pavel, se vuelve más reservado. Pronto Pelagia descubriría, tras una reunión en su casa, que los motivos de dicho estado radican en sus inclinaciones políticas, líder Socialista en la fábrica que trabaja. Las reuniones cada vez más se iban sucediendo en el tiempo, en las cuales se trataba temas, que hoy mismo son debatidos, y que, poco a poco, hacen sacar a la madre de ese miedo instigado por el Zarismo para convertirse, tras el arresto de su hijo por motivos políticos, en activista, llevando pasquines a la fábrica de su hijo, transportando periódicos ilegales a las zonas rurales o transmitiendo a la clase trabajadora la ideología socialista.

Finalmente, Pavel y sus colaboradores son condenados a prisión en Siberia en un juicio que se calificaría de pantomima. Al poco tiempo, y cuando la madre se dispone a transportar de nuevo documentación política ilegal, comprende que ha sido seguida por un espía zarista, siendo detenida y duramente golpeada.


Categorías

Novela

A. R. Mariscal

Licenciado en Derecho, jurista y opositor a judicatura. Universidad Pablo de Olavide como alma máter. Amante del Derecho, Economía, Política y... Ver perfil ›

Escribe un comentario