La macabra historia de Percy Bysshe Shelley

Incineración de Percy Bysshe Shelley

La historia de Percy Bysshe Shelley fue macabra de principio a fin aunque ese parecido de su vida con el de una novela negra se acentuó desde que conoció a su esposa Mary Shelley, la autora de la célebre obra Frankenstein.

De hecho la presencia de la susodicha autora en la vida de Percy Bysshe supuso de inmediato una muerte: la de la mujer de éste. Y es que el señor Shelley estaba casado en el momento de conocer a Mary (que por entonces tenía otro apellido) y la que era en ese momento la auténtica señora Shelley se acabó quitando la vida al conocer los amoríos de su marido con otra.

Después fue el propio Percy el que falleció fruto de un accidente de navegación, cayendo su cuerpo al agua y apareciendo demasiado hinchado con posterioridad en una playa.

El hombre fue incinerado, como había pedido… pero quedó mal calcinado, lo que permitió que su amigo Edward Trelawny, a petición de la esposa del finado, metiese la mano en el cadáver para rescatar el corazón intacto del escritor, que la también escritora Mary Shelley llevó a todas partes a modo de reliquia y que fue descubierto en el cajón de esta junto a una obra manuscrita de su marido cuando ella también pasó a mejor vida.

Más información – Anécdotas de escritores

Foto – Tywkiwdbi


Escribe un comentario