La literatura también rinde homenaje a las madres

Día de la madre

A falta de una semana exacta para que sea el Día de la Madre, en Actualidad Literatura queremos rendir un pequeño homenaje no sólo a las nuestras, sino también a escritoras que además de unir letras y palabras tienen el placer y la dicha de ver crecer a sus hijos; también a aquellos personajes reales y ficticios de novelas que tan buenos momentos nos ofrecieron con sus vidas narradas.

Vamos a hacer repaso de alguna de ellas.

Vamos a comenzar este repaso con una que esperó y espero, criando a sus hijas mientras su marido estaba en la guerra. ¿La habéis reconocido? Sí, es la señora March, de la novela “Mujercitas”, todo un clásico. Una mujer con coraje, con paciencia… Son adjetivos que bien podríamos adjudicar a casi todas las mamás, ¿verdad?

¿Habéis leido “Paula” de Isabel Allende? En esta obra triste donde las haya, sobre todo porque es autobiográfica en diciembre de 1991, Paula, la hija de Isabel Allende, enfermó gravemente y poco después cayó en un coma. Durante meses en el hospital, la autora comenzó a escribir la historia de su familia para su hija que permanecía inconsciente. En el relato, los extraños antepasados aparecen ante nuestros ojos, escuchamos ambos deliciosos y amargos recuerdos de la infancia, anécdotas increíbles de la juventud, los secretos más íntimos que han sido pasados en voz baja. Chile, el país natal de Allende, también cobra vida con la turbulenta historia del golpe militar de 1973, la dictadura que siguió, y los años de exilio de su familia. Si aún no lo has leído te lo recomendamos encarecidamente… En él verás a una madre luchadora y temerosa.

paula de allende

En la novela “El tiempo entre costuras” encontrarás a otro tipo de madre, que reúne los adjetivos vistos hasta ahora (luchadora, temerosa, con coraje y paciencia) y además con la particularidad de llevar a un hijo en solitario, sin la compañía de una figura paterna.

Para todas esas mamás, figuradas y reales, adoptivas y biológicas, felicidades por adelantado… Porque hoy, una semana antes del Día de la madre, también ejercéis como tal: gracias por contarnos esos cuentos de pequeños, gracias por insistir tanto en que estudiásemos, en que leyésemos, gracias por estar siempre.


Un comentario

  1.   iacobust dijo

    El amor de madre es el combustible que le permite a un ser humano hacer lo imposible (Marion C. Garretty).

Escribe un comentario