La literatura está de luto

La literatura está de luto. En unos pocos días han fallecido tres entrañables escritores.

El 31 de julio, tras padece una larga enfermedad, a los 59 años falleció Víctor Hugo Rascón Banda,  dramaturgo mexicano.

De entre sus muchas obras se destacan Los ilegalesSalón Plaza (esta última ganadora de obra ganadora de varios premios), Voces en el umbralContrabando y Cautivas.
Amigos y colegas lo describieron como un artista sensible cuyo fallecimiento ha sido una gran pérdida.

Un día antes el poeta y dramaturgo Alejandro Aura, también de origen mexicano, falleció en Madrid a los 64 años.
El escritor murió acompañado por su esposa y su hija.
Aura fue un hombre polifacético que se desempeñó en la radio y en la televisión, además de escribir.

De su poesía se destacan libros como Volver a casa, Tambor interno, Poeta en la mañana, Se está tan bien aquí.
Hacía varios años que el escritor residía en España y el título Se está tan bien aquí, es bastante significativo.

— 

También el cáncer, se llevó al escritor Leopoldo Alas. Sobrino bisnieto de Clarín, el escritor y periodista Leopoldo Alas Mínguez falleció el 1° de agosto.
Dejó una vasta obra que comprende la narrativa, la poesía, la dramaturgia y el ensayo. También escribió el libreto de varas operas como Sin demonios no hay fortuna y Estamos en el aire.
Últimamente se había destacado en la defensa de los derechos de los homosexuales.
Alas murió a los 46 años.

Una semana terrible para la literatura.


Escribe un comentario