La lección de periodismo de Evelyn Waugh

libros decada 50

¿Qué pasa si el jefe de sección de una reputadísima Agencia de Noticias te regala un libro titulado “Noticia bomba”, de un tal Evelyn Waugh, y te aclara, después con un garabateo a pluma en una tarjeta, que tras su lectura ya sabrás todo lo que necesitas saber sobre el periodismo?

“Noticia bomba” es una de esas novelas que destripa los absurdos trágicos y cómicos a los que, a veces, se ve abocado el periodismo.  Es una lección magistral de 281 páginas (en la edición de bolsillo de Anagrama) que no hace más que pulsar el ritmo cardíaco del lector.

Una guerra declarada en los confines del mundo occidental, un jefe de sección internacional que anhela la comodidad del redactor de cotilleos para desembarazarse del exigente mundillo de los altercados internacionales,  y un pobre despistado, nada enterado del mundo periodístico,  que es certificado, erróneamente, por un periódico londinense, a África con el objeto de cubrir la guerra civil de la República de Ismailía.

Con este conglomerado empieza el tratado de nociones periodísticas. Willian Boot, el corresponsal, se convierte en el portador del absurdo más sangrante de la historia. Este joven (experto en asuntos  campestres, adorador de las noches alcanforadas por las estrellas y nada ducho en artificios de mujer)  será transportado hasta los escenarios africanos, para representar, junto a su compañeros de reparto periodistas, la más rara guerra jamás inventada por un medio informativo.

Todos ellos se moverán entre la delgada línea que separa la información de la desinformación, dejando traslucir la encandiladora misión del periodista, adentrado en las trincheras de lo absurdo, que envía telegramas tan crípticos como éste a su periódico:

“COOPERACIÓN BEAST EVITEN REPETIR CON BOOT AULLIDOS”

La solución: en la página 92 del libro.


Escribe un comentario