La ideología falangista manchó la literatura cuarentera

Revista Garcilaso

Como hemos visto en anteriores artículos, el franquismo, que todo lo corrompía, no dudó en manchar también la literatura nacional en pro de sus intereses, utilizando poetas y publicaciones como extensiones del aparato oficial, propagando de esta manera sus postulados entre el sector aficionado a la literatura, de los que algunos se creyeron a pies juntillas aquella sarta de mentiras.

La revista Escorial, fue una de las publicaciones que se postularon del lado de los vencedores y sobre todo en sus primeros años hicieron mucho por extender la ideología falangista por medio de sus páginas que con el paso del tiempo, fueron centrándose más en la cultura y menos en la política. En el caso de la revista Garcilaso, la cosa es peor, ya que el propio régimen financió su creación y en ella se podía ver poesía claramente franquista o en el mejor de los casos aséptica con la injusta realidad que se vivía.

En ella dos poetas destacaron como portavoces poéticos de la palabra fascista, fueron José García Nieto, que habló en metros y formas clásicas de amor y de religión entre otras cosas y José María Valverde, que también se centró en la religión, buscando la perfecta espiritualidad a través de lo cotidiano.

Más información – Los tristes años 40: poesía sin alma al servicio del régimen franquista

Foto – Todo Colección

Fuente – Oxford University Press


Escribe un comentario