“La furia y el silencio” o la revolución silenciosa

libros decada 50

Asturias. Primavera de 1962.  Una huelga silenciosa y pacífica en la cuenca minera asturiana que llegó a acorralar al gobierno del general Franco. Nuestra historia más reciente, narrada con emoción e intensidad por Jorge Martínez Reverte en “La furia y el silencio“.

España -1962- vive bajo el peso de una dictadura que encarna más que preside el general Francisco Franco. Hace veintitrés que este militar, que se hace llamar por los suyos generalísimo o caudillo de España, venció en una cruenta guerra civil a las fuerzas que defendían la legalidad de la República instaurada en 1931 por votación popular.” Así comienza un libro intenso y emotivo que hace no dejar de leer hasta llegar a la última página; un autor que cumple con eso que hemos escuchado en alguna ocasión: “Un artista no comprometido jamás será un artista“.

Fue una revolución sin armas ni palabras, sólo llena de gestos, de un grupo de siete mineros al que después se unirían unos 40.000 trabajadores. Una protesta que supuso un auténtico revulsivo para la dictadura franquista, un despertar de la conciencia de un país humillado. Todo comenzó cuando siete mineros, con un sencillo juego de miradas, decidieron no bajar a la mina Nicolasa, en Mieres. Es una historia francamente fascinante, llena de personajes entrañables, en la que brilló la solidaridad como muy pocas veces antes en España. Una situación en la que las mujeres desempeñaron un papel crucial, tan relevante como el de los hombres: tiraron maíz, repartieron propaganda y aguantaron los interrogatorios de la policía, entre otros hechos.

Se trata de una historia coral, en la que no sobra ni falta nadie: personalidades que viven en un mundo oscuro y cruel, entrañables, sencillos y cercanos. Para poder escribir esta novela, Martínez Reverte dedicó un año a documentarse, buscando en los fondos del Archivo Histórico Provincial, las fundaciones Juan Muñiz Zapico y Primero de Mayo, e incluso en los “partes” de la Guardia Civil. Aunque se trate de una obra histórica en la que no se inventa nada, el autor le ha dado un carácter de novela, para transmitir una mayor cercanía.

Un libro que, en definitiva, contribuye a conocer algo mejor episodios históricos recientes, en un contexto en el que, según su autor, “cambió la forma en que la gente de este país se enfrentó a la dictadura“.


Escribe un comentario