La doctrina del Shock (Naomi Klein)

la doctrina del shock naomi klein

La mayoría de la sociedad tiende a pensar -aunque hoy, por fin, cada vez es menor esa mayoría- que cuando un sistema económico se adopta en diferentes países, a modo de contagio, se produce en virtud de su eficiencia y buenos resultados.

¿Y si resultará no ser así? ¿Qué se oculta detrás? Éstas y muchas otras respuestas son las que nos da a conocer Naomi Klein en su libro: La Doctrina del Shock: El auge del desastre del capitalismo económico.

Este libro se estructura en unos 21 capítulos, los cuales se engloban en 7 partes.

En la primera parte del libro, la autora, nos habla de los experimentos psiquiátricos inventados por Ewen Cameron en connivencia con la CIA, experimentos a través de los cuales se modificaba la personalidad humana mediante la “privación sensorial”. Establece un paralelismo con el Shock económico, es decir, como una herramienta utilizada por los gobiernos para poder instaurar políticas económicas neoliberales.

Asimismo habla de Milton Friedman, un estadista y economista –también hay quién hasta lo considera un intelectual-, y de la escuela de Chicago, cuyas políticas económicas recibieron el nombre de “neoliberalismo económico”; estas políticas están dirigidas, en esencia, a dejar el Estado vacío, es decir, fuera de casi toda actividad económica, dejándolo todo al sector privado para quedar al amparo del “Libre mercado”; Ésto puede sonar a muchos, puesto que tanto en la Unión Europea como en España estamos gobernados por Neoliberales.

En las sucesivas partes del libro habla de cómo Estados Unidos ha estado llevando a cabo estas políticas en los países sudamericanos a modo de cobayas; todo esto también nos sonará haciendo un paralelismo con Grecia, la cobaya de la Troika.

política-del-miedo

Uno de los ejemplos de Klein es Chile. Tras la victoria del partido político de Salvador Allende, el cual pretendía nacionalizar la empresa de correos y telégrafos, cuya titularidad la ostentaba una empresa Estadounidense. Para impedir tal situación la CIA se puso a trabajar, pero ante la oposición de Salvador Allende organizaron un golpe de Estado con Augusto Pinochet. El dictador chileno, carente de conocimiento económicos, recurrió a los llamados Chicago Boys; denominación extendida desde los años 70 en toda Sudamérica, los cuales marcaron como hoja de ruta la liberalización de todos los sectores económicos que se hallaban en posesión el Estado. La pregunta que a continuación hay que hacerse es como los ciudadanos permitían eso. Muy simple, mientras los ciudadanos Chilenos eran torturados y asesinados, y los que no sufrían tales atrocidades estaban preocupados, por lo más necesario, es decir, comer. Entre tanto, los Chicago Boys aprobaban sus medidas económicas.

El paralelismo de Klein consiste en que mientras la sociedad está en “shock” por una situación que les genera una total desprotección, no pueden plantar cara ante tales medidas que van en contra de cualquier principio moral.

Por último es de destacar que éste tipo de técnicas se han utilizado en países como Argentina – con el dictador Videla-, Polonia, Sudáfrica, Rusia y muchos más países.

Un caso particular es el de Rusia, pues Mijaíl Gorbachov pretendía hacer un tránsito del marxismo-estalinismo a una Socialdemocracia al estilo escandinavo, pero la falta de apoyo e insistencia de Margaret Thatcher -el vocero del neoliberalismo en Europa– en imponer medidas neoliberales, desembocaron en el apoyo de Estados Unidos a Boris Yeltsin.


Categorías

Varios

A. R. Mariscal

Licenciado en Derecho, jurista y opositor a judicatura. Universidad Pablo de Olavide como alma máter. Amante del Derecho, Economía, Política y... Ver perfil ›

Escribe un comentario