La delirante organización de las bibliotecas inglesas

Biblioteca antigua

Lo que a continuación os vamos a contar es tan surrealista que resulta difícil de creer, pero en verdad ocurrió así.

Debemos de remontarnos a la época del mandato de la Reina Victoria en Inglaterra, que es el lugar en donde se llevó a cabo la curiosa práctica que os vamos a contar.

Resulta que en las bibliotecas del país existía una curiosa regla a la hora de colocar los libros en las estanterías. No estamos hablando del orden alfabético, ni tampoco del agrupamiento por géneros literarios, algo que es lógico. Tampoco hablamos de otros conceptos más frívolos (pero también vistos a veces en otros lugares) como pueden ser los de ordenar los libros por tamaños o colores.

Estamos hablando de una distinción de géneros (sexuales, que no literarios) que llevaba al acuerdo tácito entre bibliotecarios de no poner juntos a autores masculinos y femeninos ya que consideraban eso de mal gusto (como si de w.c´s se tratase). Para ellos resultaba impúdico… pero había una salvedad: si un autor masculino se casaba con una autora femenina… en ese caso sí podían estar colocados de manera contigua.

Qué raros eran estos ingleses… ¿No?

Más información – Anécdotas de escritores

Foto – Camila Winter Novelas

Fuente – Hamyguito


Escribe un comentario