La chica del viernes CLVI: Mastermind

No me he vuelto loco y he cambiado de sexo al pobre Jason Wyndgarde, simplemente he pensado que después de colocar a una de sus hijas como chica del viernes de la semana pasada, no podía desmerecer a la otra, que precisamente lleva el nombre de batalla con que Jason las hacia pasar canutas a la Imposible Patrulla X: Mastermind.

De nombre real Martinique, la primera aparición en el mundo del cómic data de la estupenda miniserie Victimas, protagonizada por Lobezno y Gámbito, donde Martinique era contratada por Arcade para uno de sus habituales juegos en los que quería culpar a Logan de una serie de crímenes en Londres. Al final, Martinique se da cuenta que en realidad la está utilizando, y manipula mentalmente a Arcade para que quede encerrado en un ascensor de por vida. Más tarde fue reclutada por La Hermandad Diabólica de Mutantes, que pretendía asesinar al Senador Kelly, pero fue apresada y encarcelada con un casco de realidad virtual que la dejaba en estado comatoso, hasta que los X-Corps la liberan y Banshee la obliga a trabajar para ellos drogada.

Con el tiempo, Mística libera a Martinique y esta ataca a Cámara antes de huir. Después del Día M conservó sus poderes, pero no así sus recuerdos. Alteró la realidad y se vio a sí misma como en los años 60, volviendo así San Francisco entera a ese período de tiempo, y con ello a toda la gente que estaba en ella. Pero sus actividades llamaron la atención de Emma Frost y Ciclope. Emma fue capaz de romper sus barreras mentales y disipar la ilusión mental, pero alguien ayudó a escapar a Martinique.

Sus poderes son muy similares a los que tenía su padre, y los que posee su hermana Regan: puede proyectar ilusiones sofisticadas que son indistinguibles de la realidad. Además es una telépata de bajo nivel, que utiliza para recopilar información de sus víctimas con el fin de que sus ilusiones sean aún más realista.

Aquí debajo os dejo con una ilustración precisamente sacada de la primera aparición de Martinique, en la miniserie Víctimas, obra de Tim Sale, que si bien me gusta su estilo, el compañero de trabajo con que suele formar pareja creo que le lastra bastante, y estoy hablando de Jeph Loeb para el que no lo sepa.

Buen fin de semana a tod@s.


Escribe un comentario