La buena acogida de 11/22/63 de Stephen King

image

Hace algún tiempo hable sobre la salida de una novela al mercado del maestro del terror,Stephen King. Se trataba de la novela 11/22/63, donde el autor mezclaba el asesinato de Kenedy con algún que otro viaje en el tiempo. Algo a lo que no nos tenía acostumbrado este autor de terror, y que según el, ha tardado en salir ,ya que empezó a escribirla en 1973, y no ha sido hasta ahora cuando la ha terminado.

Y la verdad es que al leer cosas como esta, a uno le entran ganas de comprársela de un tirón:

Por años, Al Templeton sólo usaba el portal para comprar carne a buen precio. Bajaba al subterráneo de su restaurante, entraba por una misteriosa puerta y viajaba al pasado. 50 años atrás, al 9 de septiembre de 1958. Volvía con lo necesario para vender las hamburguesas más baratas de Maine, EEUU. En uno de esos viajes, algo cambió: Al se quedó cinco años para modificar el curso de la historia.

Con este relato en el que mezcla viajes en el tiempo, el escritor ha conseguido una gran aceptación en Estados Unidos, principalmente entre la crítica. Según The Washington Post: "Si un viajero en el tiempo encontrara un portal al siglo 22 y viera qué autores de hoy son leídos en el futuro, Stephen King sería uno de ellos".

Y es que cuando el propio autor ha dicho que nunca ha escrito nada parecido, quiere decir que como mínimo se ha superado. Y esto es algo, que aparte de honrarle, lo hace sumamente interesante. Con lo cual, creo que por mi parte, estaré esperando la novela con ansia.

Al Templeton es el dueño del portal al pasado, pero 11/22/63 no es su historia. Es la de Jake Epping, un divorciado profesor de 35 años. "Si realmente quieres cambiar el mundo, esta es tu oportunidad. Salva a Kennedy. Salva a Martin Luther King. Detén Vietman. Podrías salvar a millones", le dice Al a Jake. Lo convence.

En 1958, Jake se instala en un pequeño pueblo de Texas y, observando de lejos los pasos de Lee Harvey Oswald, empieza a armar una vida: se enamora de Sadie, la bibliotecaria local, y también de toda la época: pese a que todos fuman y el racismo reina, la música le parece más divertida y la comida le sabe mejor.

Escrita con la asesoría de la historiadora Doris Kearns Goodwin,  a lo largo de 800 páginas, el escritor se abre a un mundo nuevo, que no había sido explorado antes por esta magistral mente de la literatura de terror.

Tendemos que esperar para verla por aquí. Seguramente se convertirá en un éxito de ventas en España.


Escribe un comentario