La Biblioteca Nacional de China, un sueño realizado

 

El pasado 9 de septiembre se inauguró en la ciudad de Pekín la Biblioteca Nacional de China.

Tanto en dimensión física, como en importancia cultural, esta biblioteca es una de las primeras en el mundo. En superficie (250 mil metros cuadrados) sólo la superan las bibliotecas de Estados Unidos y la de Francia.  

En cuanto a su funcionamiento, la Biblioteca Nacional de China permite atender a 8 mil lectores y prestar 60 mil libros, diariamente.

Con esta inauguración se pusieron en funcionamiento nuevos sectores de la biblioteca, agregándose numerosas salas de lectura, exposiciones de códices y libros digitales.

Un aspecto a destacar de esta biblioteca es que en ella confluyen dos mundos: el de las tradiciones milenarias chinas y su literatura, y el de las computadoras y el mundo digital. Así, en el edificio hay más de 400 ordenadores a disposición de los lectores, así como también está la posibilidad de tener acceso a internet, e incluso hay tecnologías que permiten el reconocimiento de la voz para el caso de personas ciegas.

Además, algunos anuncios, como el hecho de que más de 500 libros de entre lo más antiguos (que remiten a las dinastías Qing y Ming) serán reimpresos, hecho que se enmarca dentro de una política mayor de apoyo a la cultura, permiten augurar (o soñar con) un espacio donde la literatura y la tecnología convivan de forma armoniosa. 

Libros y computadores, pasado y futuro unidos por las palabras en el presente…


Escribe un comentario