La autoedición, única salida para escritores noveles

tt_autoedicionTodos sabemos que las editoriales siempre han sido muy reticentes a la hora de publicar novelas nuevas de escritores poco o nada conocidos pero la actual crisis empeora mucho más si cabe esta situación. Es por esta razón, que la única salida posible que se le presenta a estos escritores sea la autoedición.

Decir “autoedición” no es hablar de trabajo fácil, sino todo lo contrario. El escritor debe esforzarse y mucho para poder distribuir su novela y que el trabajo realizado día a día sobre el folio en blanco tenga algún día su pequeña pero gloriosa recompensa.

Pasos para la autoedición

autoedicion

Lo primero que tienes que hacer es diseñar la portada y contraportada del libro. Con un poco de suerte seguro que conoces a alguien que tenga buenas fotografías, que se dedique a la ilustración o que entienda del tema “diseño”. Si no es así ¡no te vuelvas loco! El programa Gimp es más sencillo que el conocidísimo Photoshop de Adobe y con un poco de práctica, paciencia y visión de video-tutoriales seguro que consigues una portada medianamente decente para la autoedición. Una vez la tengas únicamente tendrás que pasarla a formato PDF.

A continuación vendría uno de los más importantes pasos que debe dar el escritor para autopublicarse: solicitar el ISBN de su novela. Con el ISBN lo que estás haciendo es registrar la propiedad intelectual de tu obra literaria. Con ello evitas plagios o robos y puedes tener plena seguridad a la hora de dejarla para su lectura o para su impresión. Este registro es competencia de cada Comunidad Autónoma pero puedes hacerlo por vía telemática en la página web del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

El siguiente paso y uno de los más esperados por el escritor es el de imprimir la obra. Quizás conozcas un sitio dónde te hagan un cómodo precio por ser conocido pero si no es así debes de saber que hay páginas webs que te hacen un presupuesto bajo demanda. Lo normal es pedir una primera tirada de unos 25 o 30 ejemplares pero hay sitios que no aceptan encargos de menos de 50 ejemplares. Si es así, el lado bueno de esto es que te aseguras un buen stock.

Ahora sólo quedaría el último y más complicado paso: promocionar tu obra. Las redes sociales como Twitter o Facebook tenlas siempre presentes para empezar a promocionar. Publica una noticia en tu muro, pídeles a tus amigos y familiares que te hagan un poco de publicidad en sus respectivos muros compartiendo dicha noticia, crea una página de Facebook únicamente para promocionar ese libro o haz un blog o página web si tienes algo más de maña. También puedes contar con la ayuda de tu librero de confianza o ir librería por librería en tu ciudad promocionando tu obra. El boca a boca también ayudan bastante y si tu obra es realmente buena seguro que en poco tiempo has vendido los ejemplares impresos y tienes que hacer una nueva tirada para seguir vendiendo.

Si este es tu caso: ¡Suerte y perseverancia!


Escribe un comentario