Kirkman y Spencer unen ideas en Thief of Thieves

Image ha conseguido reunir a dos guionistas que están en boca de muchos. El primero y más consagrado por llamarlo del alguna manera es Robert Kirkman, al que no creo que haya que presentar a estas alturas. Con The Walking Dead e Invencible ha alcanzado el éxito de público y crítica, cosa harto difícil de compatibilizar. El segundo es Nick Spencer, que ha desarrollado una buena carrera en los años que ha estado haciendo cosas para Image: Existence 2.0 con Jim Valentino o Morning Glories con Joe Eisma por poner dos ejemplos de series que han alcanzado gran popularidad en los USA. Eso le ha abierto la puerta a trabajar de manera esporádica con la DC  (Action Comics, T.H.U.N.D.E.R. Agents, Supergirl…) o la Marvel (Iron Man 2.0) con quién finalmente ha firmado un buen contrato.

No obstante, este último hecho no le exime de poder colaborar en cosas como las que nos ocupa: Thief of Thieves (Ladrón de Ladrones), que cuenta la historia de Redmon, un ladrón con bastante éxito en busca de la retirada a una vida tranquila, con su verdadera identidad, la de Conrad Paulson. Pero no va a ser tan fácil dejar el negocio, ya que a ambos lados de la ley hay gente interesada en que siga actuando como Redmon para darle caza o aprovechar su pericia. El dilema es lo que mueve al protagonista a lo largo de la trama, ya que en palabras de Kirkman: “Paulson sabe lo que tiene que hacer para ser feliz, pero él simplemente no puede hacerlo. Es como una especie de adicto a las drogas… Ese es el punto de Conrad ha llegado. Él sabe ser un ladrón es malo para él, y sabe que finalmente va a quedar atrapado o muerto … pero no puede parar. Es la única cosa que realmente le hace feliz.”

Junto a estos dos guionistas relativamente jóvenes, tenemos a un veterano en los lápices como Shawn Martinbrough, cuyo estilo le viene que ni pintado a la serie. Espero que por estos lares le den alguna oportunidad de que lo podamos al menos ver y comprar.


Escribe un comentario