Juan José Millás gana el Planeta

juan-jose-millas.jpgYa tenía el Nadal desde hace unos cuantos años, y ahora el Planeta, así que debe de estar acostumbrandose a eso de vencer en certámenes reconocidos. Claro, que por ganar el Nadal no te dan 600 000 €, premio equivalente a acertar quince en una quiniela. ¿Qué hará Millás con una cantidad de dinero tan considerable? Resulta gracioso imaginarlo comprándose un deportivo o entrando en un casino vestido a lo James Bond para jugarse un fajo de euros al 24 negro.    

La novela ganadora se titula El mundo, aunque al certamen fue presentada con el título ficticio de A ciegas y bajo el seudónimo “Tiresias”. Según su autor, trata sobre “el descubrimiento del mundo por parte de un preadolescente que se llama Juanjo Millás, que vive en una calle y cuyo único sueño es escapar de esta calle; cuando escapa, encuentra esa calle en todas partes”. Se comentó que todas las novelas finalistas eran históricas, estando ambientadas la mayoría a principios del siglo XX. De ser así, esto supondría una novedad bastante atractiva en la narrativa de Millás.

Por otro lado, el hecho de que el protagonista del libro se llame Juanjo Millás hace que me pregunte acerca de la utilidad de los seudónimos en estos concursos tan mediáticos. Puede que en la versión que presentó el nombre estuviera alterado, pero, aun así, parecía saberse desde hace tiempo quíen participaba. Total, podrían decirles ya que envien todas las novelas a cara descubierta. O, por lo menos, podrían no filtrar ningún nombre hasta hacer público al ganador. 

El jurado estuvo compuesto por Alberto Blecua, Alfredo Bryce Echenique, Pere Gimferrer, Carmen Posadas, Soledad Puértolas, Rosa Regàs y Carlos Pujol. Como novela finalista eligieron Villa Diamante, del televisivo Boris Izaguirre.

Personalmente me alegro de que se lo hayan dado a Millás. Aunque en los últimos tiempos casi me gustan más sus columnas que sus novelas, como persona es un tipo honesto y como escritor un autor muy personal, indiscutible poseedor de una visión de lo cotidiano refrescantemente desautomatizadora.

-Más información: Servicio de noticias de Yahoo! 


Escribe un comentario