¿Inventó Shakespeare tantas palabras y frases como se afirma?

Shakespeare

Según un académico australiano, Shakespeare no utilizó frases como “está en griego para mi” o “una búsqueda inútil”.

En un artículo publicado en la web de la Universidad de Melbourne por el doctor David McInnism se acusa al diccionario inglés de Oxford de sesgo sobre su citación de nombrar a Shakespeare como el creador de cientos de palabras inglesas. El diccionario inglés de Oxford (OED : Oxford English Dictionary) cuenta con más de 33000 citas de Shakespeare, según comenta McInnis, con alrededor de 1.500 de las que denominan “la primera evidencia de la palabra en inglés” y alrededor de 7.500 definidas como “la primera evidencia de un uso particular de significado”.

“Pero el OED es parcial: especialmente en los primeros días, se prefieren ejemplos literarios y los más famosos entre ellos. Las obras completas de Shakespeare se allanó con frecuencia en los primeros ejemplos del uso de palabras, a pesar de que las palabras o frases podrían haber sido utilizadas anteriormente por gente menos famosa y por personas menos literarias.”

De acuerdo con el autor del artículo, Shakespeare en realidad no inventó todas las palabras y frases que se le atribuyeron en su época y se le siguen atribuyendo hoy en día.

“Su público tenía que entender, al menos, la esencia de lo que quería decir, así que sus palabras eran en su mayoría palabras que se encontraban en circulación o combinaciones lógicas de los conceptos pre-existentes.”

La frase “está griego para mí” (“it’s Greek to me”), por ejemplo, hace referencia un discurso ininteligible que hizo Julio César cuando Casca le dice a Cicerón que “Aquellos que no le entienden se sonríen entre ellos y sacuden sus cabezas pero, por mi propia parte, era griego para mí.”

La obra, que McInnis data de 1599, es el primer ejemplo de la frase que figura en el diccionario inglés de Oxford, pero esta frase también fue utilizada en la obra “Robert Greene’s The Scottish History” , impresa en 1598 y posiblemente escrita en 1590.

“En ella, un señor le pregunta a una señoras si ella lo amará y ella le responde de forma ambigua: “no puedo odiar”. Él presionó y le preguntó si ella se casará con él, a lo que ella pretendió no entenderlo: “está en griego para mí, mi señor” fue su última respuesta.”

Por su parte, la obra de Shakespeare “Romeo y Julieta” fue citada por el OED como el primer ejemplo de la frase de una búsqueda inútil en 1595. Esta frase fue dicha por Mercurio a Romeo y es la siguiente:

“No, si tu ingenio empeña la caza del ganso silvestre, por perdido me doy; pues más de silvestre ganso tienes tú seguramente en un sólo sentido que yo en los cinco míos. ¿Hacía yo el ganso contigo?”

Pero McInnis apunta la utilización de esta frase en 1593 por parte del peta inglés Gervase Markham cuando habla sobre la etiquetación. Así mismo McInnis comenta que las palabras de Shakespeare son a veces memorables y originales mientras que hay otras, como el caso de la frase “to make an ass of oneself”, donde comenta que el dramaturgo parece haber inventado realmente esa frase.

“Entonces, ¿inventó realmente Shakespeare todas esas palabras? No, no realmente. Él inventó algunas; las más habituales se le ocurrió como una combinación de las más memorables o las más usadas y con frecuencia podemos encontrar usos anteriores que el diccionario inglés de Oxford no ha citado todavía. El talento de Shakespeare radica en sus conocimientos sobre la naturaleza humana, en su capacidad para contar grandes cuentos y en su creación de maravillosos personajes, no solamente de una habilidad que él podría tener o no usando nuevas palabras.”

Un portavoz del OED dijo que tenía programada una revisión a gran escala que se encuentra actualmente en curso y que busca revisar cada palabra para, según comenta, “mejorar la precisión de las definiciones, derivaciones, pronunciaciones y las citas históricas”

“Una parte significativa del trabajo es realizar una nueva investigación a partir de una amplia gama de recursos y archivos digitales. Éstos revelan una gran cantidad de pruebas que no fueron vistas por los editores originales del diccionario, que desde el principio aceptaron cualquier tipo de texto, literario o no, como prueba válida. Como parte del proceso, hemos descubierto evidencias anteriores para muchas palabras y frases previamente atribuidas a Shakespeare

 


Un comentario

  1.   silvinarubio59 dijo

    Creo que es obvio que Shakespeare no creó todas esas palabras, como se menciona en el artículo, su habilidad fue unir esas palabras para llegar de manera elocuente a las personas.

Escribe un comentario