Inauguradas las estatuas de Sazae-san en Tokio

Es posible que no hayáis oído hablar nunca de Sazae-san, en este caso deberíamos deciros que muy mal. De acuerdo, nunca se ha emitido en nuestro país, pero en Japón es líder de audiencia semana tras semana y ya hace tiempo que es la serie de anime más larga de la historia. Y no solo de anime, sino que a nivel mundial se trata de la serie en general más larga de la historia sin contar culebrones.

El caso es que ahora ha sido noticia no por sus registros de audiencias, que no cambian nunca, sino porque alrededor de la estación de tren de Sakura-Shinmachi, en el distrito de Setagaya de Tokio, se han inaugurado 12 estatuas de bronce con los personajes de la obra de Machiko Hasegawa, que vivió en la zona y falleció hace prácticamente 20 años.

Las estatuas representan a los 7 miembros de la familia de Sazae, que son la propia Sazae Fuguta, su marido Masuo, su hijo Tarao (verídico), los padres de Sazae (Namihei y Fune) y los hermanos de la protagonista, los pequeños Katsuo y Wakame. Además, otras representaciones de Sazae repartidas por la zona ayudan a sumar las 12 estatuas.

La ceremonia de inauguración atrajo a la zona a unas 200 personas, no solo por la tremenda popularidad de estos personajes en Japón, sino también porque la creación de las estatuas ha sido promovida por los propios habitantes del barrio con vistas a atraer a los visitantes y revitalizar el comercio en la zona.

Sazae-san narra el día a día de una familia japonesa en un estilo costumbrista, y se publicó en forma de manga entre 1946 y 1975 y dio lugar a 45 volúmenes recopilatorios, lo que no es mucho teniendo en cuenta sus casi 30 años de publicación, pero su anime empezó en 1969 y el último capítulo que se emitió, el pasado domingo, fue el 2.151 (y cada uno contiene varios segmentos, como en Shin-chan o Doraemon). Casi nada.


Escribe un comentario